Imprimir|Regresar a la nota
Lunes, 4 de agosto de 2008
logo libero
A 5 días de Beijing 2008

Alegría y armonía

Por Sebastián Fest
/fotos/libero/20080804/notas_l/bu07fo04.jpg
La bandera argentina se izó ayer en la Villa Olímpica. “Es una emoción gigante; acá te das cuenta de lo que significa estar en unos Juegos Olímpicos”, comentó el yudoca Sandro López.

Desde Beijing

“¿Protestar aquí? No me parece... Es todo muy armonioso, muy tranquilo.” Lei exhibe su asombro en el Ritan Park cuando se le comenta que está en el corazón de uno de los tres sitios en los que el gobierno chino teóricamente permitirá manifestaciones durante los Juegos Olímpicos. Lei, una pintora de Shanghai afincada aquí, tiene razón. El Ritan Park es tan armonioso, tan pacífico, tan perfecto, que haberlo designado como zona oficial de protesta parece una broma.

Tras una semana en la que los medios internacionales acosaron al Comité Olímpico Internacional (COI) por las restricciones a Internet, otros temas saltan al primer plano. ¿Qué hará el gobierno chino si se encuentra con manifestantes contrarios a su régimen? Poco y nada, porque ya todo está hecho, todo está tan controlado y acotado que parece improbable que llegue a verse gente manifestándose. El Ritan Park está en el centro de la ciudad, pero las otras dos áreas designadas se sitúan en las afueras: Fengtai, en el sur de la ciudad, y Haidian, una zona universitaria al oeste de la capital.

¿Tensión? En absoluto. El gobierno chino pretende algo muy diferente. “Den la bienvenida a los Juegos con felicidad y construyan una sociedad en armonía”, es el mensaje en letras doradas sobre una gigantesca tela roja a la entrada del parque. En la otra entrada no se pide menos. “Yo participo, yo contribuyo, yo disfruto”, es la imperativa sugerencia. Nada de “yo me quejo, yo me opongo, yo me manifiesto”. Y con razón. Las manifestaciones en China deben ser autorizadas por el gobierno, que pide informaciones concretas: cuándo quiere uno manifestarse, por qué y cuántos piensan acompañarlo.

¿Libertad al Tíbet? No sería un buen negocio para el manifestante, porque estaría incurriendo en el delito de exaltar el separatismo. ¿A favor del grupo religioso Falun Gong? No, porque está prohibido. Y con sólo plantear el tema, al igual que el del Tíbet, puede usted ser detenido, incluso sin manifestarse.

Otra cosa es si, como sucedió en abril, usted se manifiesta contra la cadena francesa de supermercados Carrefour, molesto por las amenazas de boicot del presidente Nicolas Sarkozy. Ahí coincide con la postura del gobierno. O si, molesto por la expropiación de su casa, grita su ira junto a algunos vecinos. Hasta ahí se puede llegar.

Pero, ¿manifestarse durante los Juegos Olímpicos en el Ritan Park? Complicado. Aquellos que quieran hacerlo deben presentar personalmente un pedido por escrito con cinco días de antelación. Los extranjeros deben hacerlo ante la dirección de migraciones de la ciudad. Ya lo intentó una ciudadana china, pero el pedido fue denegado porque no reside en Beijing.

“Manifestarse es un derecho de los ciudadanos, pero los ciudadanos deben respetar a los demás y no poner en peligro el interés social, nacional y colectivo”, explicó Liu Shaowu, jefe de seguridad del comité organizador de los Juegos (Bocog). Ya está dicho a la entrada del Ritan Park: alegría y armonía.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.