Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 7 de octubre de 2012
logo radar

¿Dónde está Bobb?

/fotos/radar/20121007/notas_r/sl02fo05.jpg

Una desaparición conmueve a la población de Shafton, en Barnsley, Inglaterra, y obliga a que los medios de comunicación británicos pregunten “¿Alguien ha visto a Bobb?”. Contrario a lo que pueda creerse, Bobb (o PC Bobb, como le llaman) no es un hombre ni un niño; ni siquiera una mascota. Es sencillamente la figura en cartón y tamaño natural de un policía que, creada para evitar el crimen y disuadir a los ladrones de robar en una tienda de la cadena Sainsbury, tuvo un efecto adverso y fue víctima de su mensaje: dos semanas atrás, fue sustraída.

“Es extraño que alguien quisiera robarla. Nos habíamos acostumbrado a tenerla cerca y espero que sea devuelta en una sola pieza”, ofreció el portavoz del mercado que, lejos de criticar el desempeño de la figura de cartón, reza porque esté “saludable”. Al parecer, lo está; desde su robo, imágenes de Bobb en distintas fiestas en hogares británicos habrían aparecido en redes sociales mostrando que el uniformado bien sabe cómo divertirse. “No es claro si está sufriendo del síndrome de Estocolmo o si asiste a las reuniones por voluntad propia”, bromean medios virtuales sobre el tema.

Hay gente, sin embargo, que toma el delito seriamente, como los empleados y clientes de Sainsbury que, con la esperanza de que los ladrones se arrepientan y regresen a su “amigo” a su puesto, bregan por el pedazo de cartón en la web y piden que sea devuelto a su estático puesto.

Según las fuerzas de seguridad, las figuras en tamaño natural cumplen varias funciones: aumentar la confianza pública, provocar que los maleantes piensen dos veces antes de volcarse al crimen y hacer que los policías parezcan más amigables frente al público. De hecho, en Manchester, fuentes policiales aseguran que uno de sus agentes de mentira, ubicado en un local de la cadena Leigh, ayudó a que los hurtos disminuyeran en un 75 por ciento. Empero, las estadísticas son dispares: en Essex, dos años atrás, por ejemplo, la idea se abandonó después de que 20 figurines fueran robados tras una inversión de dos mil libras. Un afano.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.