Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 13 de marzo de 2011
logo radar
Dvd > Art Linson, el gran productor, hecho película

Los Angeles al desnudo

Productor musical en sus comienzos, agente de The Mamas & The Papas, director de las películas de Cheech & Chong, cuando se volcó de lleno al cine se volvió legendario: respaldó escenas de esas que la industria autocensura, fue fiel a la raíz literaria de las películas y guardó siempre un lugar para el rock en la pantalla. Por eso, una larga lista de megaestrellas se suman a la adaptación de su autobiografía profesional, con De Niro a la cabeza interpretándolo a él. El gran Art Linson.

Por Alfredo Garcia
/fotos/radar/20110313/notas_r/sl15fo03.jpg

“En Hollywood, el carácter de un productor no se mide por sus éxitos, sino por sus fracasos.”

Esto lo dice Art Linson, el productor de Los Intocables, de Brian De Palma, que tiene motivos para sentirse orgulloso de muchos de sus fracasos.

Justamente su película más reciente como guionista, What Just Happened?, dirigida por Barry Levinson (¡el de Rain Man!), protagonizada por Robert De Niro, Sean Penn, Bruce Willis, John Turturro, entre otros, ni siquiera mereció estrenarse en los cines argentinos. En cambio, acaba de salir directo a dvd con el título Malos muchachos.

Basada en su libro autobiográfico What Just Happened? Bitter Hollywood Tales fromthe Front Line, la película se limita a narrar dos semanas especialmente estresantes en la vida de un productor que no está precisamente en el mejor momento de su carrera. De Niro interpreta al alter ego de Linson, y su pesadilla hollywoodense empieza en una de esas míticas funciones preestreno dispuestas para que los estudios tomen nota de las reacciones del público antes de lanzar masivamente un film. En un momento culminante de la película que se está proyectando, los villanos exterminan violentamente al perrito del protagonista. El público se queja, algunos hasta se levantan ofendidos de su butaca, y el productor que sabe que su vida depende de esa función, empieza a sufrir como un condenado.

Conociendo algunas de las películas de Linson, se entiende las veces que el pobre hombre habrá pasado por situaciones similares. Sin ir más lejos, en Los Intocables, un éxito masivo que hoy en día casi todo el mundo recuerda como todo un clásico de súper acción y buen cine, surgió de un guión que Linson le encargó a David Mamet: el plot no sólo liquidaba de manera terriblemente cruenta a dos de los héroes (nada menos que Andy García y Sean Connery) sino que se atrevía a liquidar a una nena inocente en una de las escenas iniciales. Hitchcock se atrevió una sola vez a semejante audacia dramática, en uno de sus últimos films ingleses, Sabotage y luego de ver las reacciones adversas del público se prometió a sí mismo no repetir nunca más nada parecido.

Y para seguir con Brian De Palma, las previews del más amargo de todos los films de Vietnam, Casualties of War (Pecados de guerra, con Sean Penn y Michael J. Fox enfrentados por los conflictos éticos surgidos de la violación y homicidio de campesinas) deben haber sido algo serio. De hecho, no sólo el público, sino también la prensa estadounidense odió a muerte esa película, y en su momento hubo toda una serie de artículos investigando cómo semejante guión había recibido luz verde de los ejecutivos de Columbia Pictures... La culpa, o el mérito, según como se lo quiera ver, fueron adjudicados invariablemente a Art Linson, todo un especialista en desarrollar un film desde sus bases literarias para luego mantenerse fiel al concepto original contra viento y marea.

Evidentemente es un caso raro en su rubro, tal vez por haber llegado a la industria del cine desde el negocio de la música; asistente del legendario Lou Adler, agente de The Mamas & The Papas y Carole King, y luego director de las películas de Cheech & Chong, Linson fundó un sello discográfico propio, contratando artistas como Nils Lofgren y Spirit, de donde luego avanzó a hacer films con el énfasis puesto en la música, como la comedia funky con Richard Pryor Car Wash, o la antológica biopic del pionero del rock & roll Arthur Freed, American Hot Wax (en efecto, la debilidad de Linson por las rock movies sigue totalmente vigente: su última producción es The Runaways).

No por nada, de las dos únicas películas que dirigió, una es la increíble biopic de Hunter S. Thompson con Bill Murray Where the Buffalo Roam (muy superior a Pánico y locura en las Vegas).

Lamentablemente todo este background no puede aparecer mucho en una película como Malos muchachos, que por otro lado, elimina las referencias reales del libro autobiográfico de Linson. Dado que el concepto es describir dos semanas pesadillescas en la vida del alter ego de Linson encarnado por De Niro, la película atrae por el cast multiestelar y la esperable sátira cínica y amarga del negocio del cine. La participación de actores como De Niro (también productor de film), Willis y Penn (haciendo de ellos mismos), Robin Wright Penn, Kristen Stewart, John Turturro y Stanley Tucci, deja claro que todos estos actores que trabajaron en sus producciones aprecian al personaje real lo bastante como para burlarse de él, de ellos mismos y de todo Hollywood en esta extraña comedia negra de “cine dentro del cine”.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.