Imprimir|Regresar a la nota
Jueves, 18 de mayo de 2006
logo rosario
LOS CINCO AÑOS DE EDICIÓN DE LA REVISTA NADJA

Lo inquietante en la cultura

Desde el año 2000, Nadja fue presentada en paneles tanto en Rosario como en Buenos Aires. La revista también fue invitada a participar en encuentros de Río de Janeiro y en Rosario

Por Ricardo Bianchi*

En el mes de junio de 2005 se cumplieron cinco años de edición de la revista Nadja, Lo inquietante en la cultura. Hasta entonces se habían publicado ocho números de alrededor de doscientas páginas cada uno. Con éste que está distribuyéndose, el noveno, totalizamos la participación de setenta y cuatro diferentes autores, quienes en muchos casos han reiterado sus colaboraciones, a veces hasta alcanzar a todas las entregas. Para los lectores recienvenidos, disponemos de una página Web: psiconet.com.ar/nadja donde hemos recibido ya casi 6.000 visitantes. La mitad de Argentina, y un porcentaje destacado de visitas desde España, México, Estados Unidos y Latinoamérica. Quienes ingresen a nuestro sitio podrán encontrar los diferentes sumarios, adelantos de todos los trabajos publicados, inéditos, contactos, lugares de venta, información para suscriptores y ventas al exterior, etc. Nuestra página Web se actualiza periódicamente.

Desde el año 2000, Nadja fue presentada en muchísimos paneles tanto en Rosario como en Buenos Aires. La revista también fue invitada a participar ebn encuentros de publicaciones afines, en Río de Janeiro y en Rosario. Durante dos años, auspició un programa radial que se emitió semanalmente por una FM rosarina, a la vez que simultáneamente podía escucharse desde cualquier parte del mundo vía Internet.

De este modo, durante esos años mostramos el deseo de inventar, tanto a un lector, como una escena pública habitable.

Nuestro reciente aniversario nos pareció propicio para insistir.

Cinco años de edición ininterrumpida para una publicación independiente, impresa sin gozar de financiamiento estatal o universitario, lejos de las imprentas oficiales, sin comités de referato, y sin burócratas, quizás permitan conjeturar una trayectoria.

De esa trayectoria recordaré su historia. Durante la segunda sesión del Seminario El acto psicoanalítico, en Noviembre de 1967, Lacan sostenía que la función de la Universidad en los países desarrollados era la de poner en circulación todo de modo que no trajera consecuencias. Y reconocía que en los países subdesarrollados, donde la Universidad no cumplía esa función, había tensión. Esa tensión en nuestro caso produjo durante los años 70 la proliferación de transferencias irreductibles a la Universidad Argentina. Basten el nombre de Oscar Masotta y la fundación de la Escuela Freudiana de Buenos Aires, y aquí en Rosario la creación de la Maestría en Ciencias del Discurso dirigida por Nicolás Rosa, para dar testimonio de una extraordinaria y subterránea transmisión.

Desde entonces nuestras universidades, turbulentas en la tradición de la Reforma del 18, se transformaron rápidamente en la dirección del discurso universitario. Cada vez más homogéneas a las de Europa, Estados Unidos, o Eslovenia... porque no nos olvidemos finalmente que la universidad, es una invención medieval, eclesiástica. Así la normalización académica de la Universidad argentina pronto defraudó a muchos... aunque no a todos. ¿Una cátedra un bien de familia?

Todavía en El acto psicoanalítico, Lacan decía que "una enseñanza no es un acto" y que "no lo ha sido jamás". Porque una enseñanza es para el discurso universitario producir una tesis, mientras que para Lacan recién "en la antítesis puede comenzar el acto". Esta antítesis, rara frente a la imperturbable familiaridad de la actual Universidad argentina, donde a la vez que nada se debate, todo se investiga, resistió en cátedras subversivas, atópicas, declinantes. De esta procedencia la revista recibe a portes fundamentales, en tanto reconocemos la excedencia irreductible del psicoanálisis sobre la Universidad. Tesis que nada más que el acto psicoanalítico permite anunciar.

El imperio del discurso universitario nos urge pues a nosotros en esta época, a una crucial invención: una escena habitable capaz de enfrentar "el monopolio de todas las transferencias", como lo nombró Juan Ritvo en su columna de la revista Imago Agenda de Julio de 2004. Una escena habitable: no impedida de producir consecuencias.

La revista, junto a Sin﷓ton﷓ni﷓son, el programa radial que dirigimos junto a Angel Fernández, organizó en el auditorio de la librería Homo Sapiens de Rosario, en noviembre del 2004 una Mesa redonda: "Lo que fundó Masotta, treinta años después", con la participación de Germán García y Juan Ritvo. Esa noche Germán recordó las consecuencias del gesto de Masotta que así aparecen publicadas en el número ocho de Nadja: "crear una cierta irreverencia, una cierta irreverencia que se puede sacar siempre y ponerla a jugar cuando... todo se vuelve una cosa asfixiante y de tontos que repiten frases".

Germán García también insitía en recordar que Masotta fundara cosas, y que se autorizara en aquello que fundaba. Tampoco nos dejó olvidar que mientras tanto se divertía.

Divertirnos. Porque nos aburren mortalmente, como lo aburrían a Nietzsche sus académicos contemporáneos. Pero esperamos de nuestra trayectoria algo más que apartarnos del aburrimiento. Peor nos inquieta el horror. Confrótese Eichmann en Jerusalén de Ana Arendt, donde se concluye de los atributos del personaje: excelencia, minuciosidad, celo, eficiencia... la identidad entre burocracia y totalitarismo.

La constitución del Seminario Nadja se propone la apertura de un espacio heterogéneo de formación y debate. Esta propuesta repite el movimiento de la revista. Su misma trayectoria. Pero adelanta otro paso más hacia una escena pública.

El Seminario Nadja se propone también de acuerdo a la esencia del acto. Tenemos la certeza de una suspensión, de una interrupción, pero desconocemos de antemano sus consecuencias. La invitación está cursada.

*Licenciado en Filosofía y Psicoanalista. Docente en las Facultades de Humanidades y Artes y Psicología de la UNR. Profesor Asociado a la Fundación Centro Psicoanalítico Argentino.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.