Imprimir|Regresar a la nota
Martes, 4 de enero de 2011
logo rosario
Lifschitz insistió en que no busca un período más como intendente.

"Mi idea es no volver a postularme"

El intendente admitió el complicado escenario interno del socialismo pero confía en que "se puedan encontrar los consensos" antes de la interna. Quiere que también se logre un acuerdo para un candidato único para la ciudad en 2011.

Por Leo Ricciardino
/fotos/rosario/20110104/notas_o/02a.jpg
Mirando la Caravana de los Deseos, Lifschitz no se convence de no ser candidato provincial.

"Personalmente, yo ya tengo la decisión tomada de no volver a ser candidato a intendente de Rosario". Con esta frase, ayer Miguel Lifschitz volvió a descartar una nueva postulación para el cargo que ocupa desde hace poco menos de ocho años. Sin embargo, admitió que el convulsionado escenario interno del socialismo podría determinar que haya "cambios que uno no puede manejar". El intendente no quiso revelar qué deseos tuvo a la hora del paso de la Caravana de los Deseos que reunió a miles y miles de rosarinos el domingo en el Parque a la Bandera; pero dió a entender que tienen relación con el futuro inmediato de la ciudad. Dijo también que por el momento no sabe cuándo se va de vacaciones: "Todo el equipo de la municipalidad es conciente de que nos queda un año por delante y mucho trabajo por hacer", aseguró Lifschitz.

El intendente de Rosario insistió en que las posibilidades del socialismo a nivel provincial y local se pueden ver afectadas si se mantiene esta tensión que por ahora determina que "ir divididos a una elección por primera vez en muchos años. Somos un partido que siempre pudo solucionar sus diferencias internamente y llegar a consensos en momentos difíciles, sería una lástima que no podamos hacerlo en esta oportunidad".

-Pero, el socialismo de hoy -gobernando la provincia y la principal ciudad santafesina- no es el mismo partido de hace 10 o 15 años.

-Es cierto, pero igual deberíamos arribar a un consenso. No sólo por una cuestión electoral, sino también porque nuestra fuerza se ha basado siempre en dos pilares muy fuertes: Por un lado, la honestidad y las transparencia en los actos de gobierno y por el otro en la fuerte cohesión interna que nos ha permitido alcanzar los logros que alcanzamos.

Para Lifschitz es evidente que esta situación interna que atraviesa el partido socialista, no tiene relación con lo que podría caracterizarse como una crisis de crecimiento. "Yo no me opongo que funcione la democracia interna de nuestro partido, pero en esta coyuntura se da un enfrentamiento que no es productivo. Porque mientras otras fuerzas políticas se fueron debilitando en los últimos años por sus luchas internas, el socialismo por el contrario se fue fortaleciendo precisamente porque pudo mantenerse al margen de esas luchas", explicó el intendente en declaraciones a LT8.

También el intendente habló sobre su sucesor si es que mantiene su decisión de no postularse nuevamente para el cargo que ocupa en un segundo mandato. "Tengo la esperanza de que podamos tener un candidato de consenso, un solo candidato en la ciudad", dijo y agregó que desearía que fuera "alguien que pueda garantizar la continuidad de todo lo que hemos hecho en estos años, pero que también pueda impulsar cambios que seguramente la administración necesita. Una nueva impronta, otra mirada. Mi objetivo es que podamos ofrecerle a los rosarinos una buena alternativa electoral".

Lifschitz no lo dice abiertamente, pero mantiene intacta su esperanza de que se produzcan cambios en las diferentes posturas internas del socialismo y de que -en ese marco- su figura puede terminar aportando al entendimiento que posicione al PS con un candidato único de cara a las elecciones de mayo. "Sigo siendo un militante del socialismo como el primer día, desde que abracé la causa de este partido y por eso mantengo intacta la ilusión de que se puedan encontrar los acuerdos", concluyó.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.