Imprimir|Regresar a la nota
Sábado, 12 de enero de 2013
logo rosario
Masiva marcha para exigir justicia por Mercedes Delgado

Un solo grito recorre Ludueña

Cientos de vecinos recorrieron cinco cuadras hasta la comisaría 12, donde pegaron fotos de la militante del comedor San Cayetano asesinada. "La policía no puede decir que no sabe dónde están los quioscos de droga", denunciaron.

Por Lorena Panzerini
/fotos/rosario/20130112/notas_o/02a.jpg
Vecinos y compañeros de Mercedes Delgado se movilizaron contra la impunidad narco.

Cientos de vecinos de barrio Ludueña, donde el martes mataron a la trabajadora social Mercedes Delgado, marcharon ayer hasta la seccional 12ª, acompañados por referentes de organizaciones sociales, en reclamo de "justicia" por el caso y para decirle "basta" a la droga. "El dolor no nos dejará paralizados. Una vez más, la impunidad se nos pegó a los huesos. La marcha duele en los pies, en la garganta y en el corazón", expresaron en un comunicado leído frente a la comisaría, ante la mirada inmutable de un oficial que estaba parado en la puerta pidiendo "tiempo". "Ya los tenemos identificado y tarde o temprano van a caer", aseguró el personal que pretendía conformar a los vecinos ante la falta de respuestas del comisario. "Que se vayan", les exigió la movilización que tapizó el frente de la seccional de Pedro Lino Funes 251 con fotos de "Mechu". Es que en el allanamiento de la mañana, los resultados fueron negativos. Temprano, las mujeres del Centro Comunitario San Cayetano, donde Mercedes era voluntaria, fueron recibidas por funcionarios municipales y provinciales, que prometieron abordar la problemática.

Desde el miércoles, el barrio no deja de llorar a Mercedes, esa mujer que "les dio un plato de comida a quienes, por sus enfrentamientos, la mataron". Ayer sus hijos y demás familiares emocionaron a los vecinos con un llanto profundo y abrazos apretados en la puerta de la seccional. Es que, "lo que le pasó a Mechi le pudo pasar a cualquiera", repetían.

"Hay que seguir andando", cantaron amigos, hijos y vecinos de Mercedes, junto con gente de Ate, Coad, Alde y la Organización de Luchadores Independientes (OLI), entre otras, durante las alrededor de cinco cuadras que recorrieron acompañados por las miradas silenciosas de aquellos vecinos que "temen" salir a la calle. "Pedimos que se termine el flagelo de la droga, pero a la vez que los chicos tengan otras oportunidades. No puede ser que tenga que correr sangre para que haya alguna respuesta", dijo Martín Frutos. Y agregó sobre el narcotráfico: "En los 90 éramos un país de tránsito; en el 2000, de consumo; y ahora tenemos las cocinas".

El padre Edgardo Montaldo estuvo en la manifestación. "Nuestra niñez y adolescencia van cayendo en el camino. No tenemos que ser indiferentes ante ello; tenemos que sumarnos todos, porque se trata de ellos. Los pibes nos necesitan", instó y el aplauso aturdió al oficial de la puerta.

Megáfono en mano, los vecinos denunciaron que hasta hace días atrás había "un patrullero parado en la puerta de uno de los búnker; así que la policía no puede decir que no sabe dónde están los quioscos de droga". Por su parte, Gustavo Martínez, de Ate, señaló: "Es muy fácil que nuestros pibes entren en este circuito, por la pobreza, porque realmente creen que no hay futuro; y porque no hay políticas que tiendan a devolverle el futuro a nuestros jóvenes. Levantar la voz es asumir riesgos, pero no más de lo que corrieron compañeros como Mercedes y como Pocho Lepratti, que intentaron que en este barrio se pueda vivir con dignidad. Que no queden dudas que esta pelea sigue, en este barrio y en todos los que están sufriendo lo mismo; porque anoche (por anteanoche) hubo otros pibes baleados en una situación similar, en Nuevo Alberdi. Uno de ellos está luchando por su vida" (ver página 3), lamentó.

Antes de la marcha, las mujeres que preparaban los carteles con el rostro de su compañera, contaron a Rosario/12 que por la mañana se reunieron en el Distrito Noroeste con la intendenta Mónica Fein y el secretario de Seguridad, Matías Drivet, entre otras autoridades. "La intendenta se comprometió con reuniones quincenales con las instituciones del barrio para trabajar contra el narcotráfico. Fue muy positivo el encuentro", dijo Mirta, que todavía no podía creer que estuvieran pegando carteles pidiendo justicia por una de ellas. "Le dijimos que no queríamos más droga en nuestras calles, y denunciamos que gente del Sies compra droga acá".

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.