Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 12 de abril de 2015
logo rosario
Rosario/12 accedi贸 al expediente por la causa de la desaparici贸n de Paula Perassi.

Gran trabajo policial para encubrir

El abogado de la familia de la mujer desaparecida en 2011 cree que en el trabajo de los agentes policiales en este caso "la mitad plantaba pistas falsas y la otra mitad las segu铆a". Ahora el juez de la causa orden贸 detener a nueves persones, entre ellos cinco polic铆as.

Por Jos茅 Maggi
/fotos/rosario/20150412/notas_o/nota07a.jpg
El padre de Paula Perassi jam谩s abandon贸 la idea de encontrar justicia para su hija.

"En el caso de Paula Perassi la polic铆a santafesina me hace acordar a la bonaerense: la mitad plantaba la pistas falsas y la otra mitad, las segu铆a". La frase en boca de Adrian Ruiz, abogado de la familia Perassi, define y resume en gran medida este expediente que finalmente puede terminar de dar una vuelta de p谩gina, si es que el juez Juan Jos茅 Tutau lo decide. Es que el fiscal Rom谩n Moscetta le pidi贸 la 煤ltima semana al juez que detenga a dos ex altos jefes policiales, tres agentes de polic铆a de la Unidad Regional XVII de San Lorenzo y cuatro civiles de Puerto General San Mart铆n y Timb煤es, por sus diferentes participaciones en la causa de la desaparici贸n, ahora considerada muerte, de Paula Perassi, quien habr铆a fallecido tras un aborto en contra de su voluntad.

Entre las pruebas recolectadas las m谩s escandalosas son las actitudes delictivas de los polic铆as encargados de la investigaci贸n. Estas son algunas de ellas: Paula ten铆a un tel茅fono "no declarado" con el que hablaba con Strumia. Cuando desapareci贸, el empresario lo utiliz贸 para enviarse un mensaje. "Desde hoy estoy sola nadie m谩s me molesta perd贸n sos muy bueno estoy llegando a San Juan porfi no comentes ok". Este es el mensaje que el amante de Paula, le mostr贸 a Alberto Perassi y que se conform贸 como una de las primeras pruebas en su contra. Ahora el fiscal Mosceta comprob贸 que el estilo narrativo no perternece al modo en que o har铆a Paula. De igual manera la compa帽铆a de telefon铆a m贸vil Telecom Personal prob贸 que el tel茅fono desde donde se envi贸 el mensaje nunca dej贸 de estar en Puerto General San Mart铆n.

Los fiscales Donato Trota y Moscetta entienden que hubo polic铆as de San Lorenzo que obraron para protegar a Strumia y encubrir el crimen. Son los oficiales Aldo G贸mez, Ram贸n Godoy y Mar铆a Jos茅 Galtelli, como tambi茅n su superior inmediato y jefe de la Agrupaci贸n de Unidades Especiales, comisario principal Jorge Enrique Krenz y el jefe de la Agrupaci贸n Cuerpos, comisario inspector Adolfo Daniel Puyol.

Los efectivos "mantuvieron contacto con los imputados, hicieron desaparecer pruebas y crearon falsas coartadas para favorecer a los imputados en la causa, tanto a Strumia como a su esposa, quien a煤n no ha sido convocada en calidad de imputada".

Seg煤n el informe del fiscal, "es en la intervenci贸n del celular de Strumia donde nos encontramos con la primer irregularidad, ya que al momento de solicitar la intervenci贸n del aparato, personal de AUE omiti贸 pedir que se intervenga tambi茅n la radio, adem谩s de la l铆nea telef贸nica de Nextel, lo cual constituy贸 una maniobra deliberada para poder mantener comunicaci贸n por dicho canal con quien era ya el principal sospechoso de la desaparici贸n de Paula Perassi". Es as铆 que el fiscal considera que se intervino el n煤mero de celular de Strumia, pero no el de la radio Nextel, por lo cual personal policial se comunicaba con 茅l por ese medio para mantenerlo al tanto, no s贸lo de la investigaci贸n que lo compromet铆a, sino tambi茅n de maniobras perturbadoras de esa investigaci贸n y para crear tambi茅n falsas coartadas para confundir a la fiscal铆a en su trabajo investigativo y al propio juez.

Merced a los datos aportados por las empresas telef贸nicas, se estableci贸 que luego de la desaparici贸n de Paula hubo una buena cantidad de llamadas entre Strumia y la oficial Galtelli, asi como con G贸mez, y Godoy. Sin emabrgo la mayor铆a de ellas, fueron entre Strumia y Puyol, siendo este n煤mero de 24 alertas y 27 llamadas de radio entre la fecha de desaparici贸n de Paula, 18 de septiembre y el 31 de diciembre de 2011.

Adem谩s, el fiscal acusa a personal policial de ocultar pruebas. En este sentido, considera que se trata de una conducta del personal policial encuadrada en el delito de encubrimiento agravado, omisi贸n de los deberes de funcionario p煤blico, sustracci贸n y destrucci贸n de objetos destinados a servir de prueba.

Otro de los puntos que incriminan a los Strumia es una falsa pista que inventaron: para despistar la investigaci贸n, generaron una grabaci贸n en la l铆nea telef贸nica intervenida de la vivienda familiar, donde la voz de una mujer dice "ayuda, ayuda, ayuda...". Ese audio fue escuchado por Alberto y Alicia, padres de Paula, quienes aseguran que no se trata de Paula sino de Roxana Michl, la esposa de Strumia. El fiscal considera que eso podr铆a haber sido grabado con intenci贸n de simular que Paula estaba con vida meses despu茅s de su desaparici贸n.

En rigor la treta es casi de un preadolescente, seg煤n los investigadores: fue hecha desde un tel茅fono de la misma propiedad de los Strumia. Pero los fiscales se帽alan aqu铆 la complicidad de los polic铆as G贸mez y Galtelli, quienes eran los encargados de diligenciar las escuchas, y que " extraviaron" el casette correspondiente con la misma. Esto debi贸 ser salvado con una copia pedida a la Secretar铆a de Inteligencia nacional.

Entre los muchos y variados descuidos policiales tambi茅n figura la desaparici贸n de una carta secuestrada en el allanamiento de la casa de Dar铆o Ortiz, amigo de Strumia. La misiva estaba firmada por Paula, quien lo saludaba en esa ocasi贸n por su cumplea帽os.

Conforme a todo lo descripto, los fiscales no dudaron en pedir para los uniformados la aplicaci贸n de los delitos de encubrimiento agravado, omisi贸n de los deberes de funcionario p煤blico, sustracci贸n y destrucci贸n de objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente y falsedad de instrumento p煤blico.

Los fiscales tambi茅n consideraron una conducta de distracci贸n y perturbaci贸n en la investigaci贸n, la declaraci贸n efectuada por el hijo de Strumia, menor de edad en aquel momento, quien fue acompa帽ado por su madre Roxana Michl a AUE y declar贸 haber visto a Paula el 29 de noviembre de 2011 en una garita de colectivo sobre Ruta 11 y Avenida C贸rdoba en Puerto San Mart铆n. Luego de una investigaci贸n se logr贸 establecer que era otra mentira, para mejorar la situaci贸n de su padre, para sembrar una falsa prueba. Para el fiscal, personal policial "tom贸 esa prueba como verdad y la sobredimension贸", por lo que se hizo un despliegue de polic铆as y perros para establecer si all铆 estuvo Paula.

Para cimentar el enga帽o, el fiscal sostiene que polic铆as colocaron en el lugar prendas de Paula para guiar a los perros en la pista armada.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.