Imprimir|Regresar a la nota
Domingo, 1 de marzo de 2015
logo turismo
Buenos Aires. Arte y arquitectura en Glew

Las huellas del pintor

Glew, en el sur del Gran Buenos Aires, guarda un tesoro art铆stico: los frescos de la iglesia de Santa Ana, pintados por Ra煤l Soldi, la fundaci贸n que exhibe parte de la colecci贸n privada del artista y dos viviendas que forman parte de su herencia: la Casa Cultural La Volanta y la biblioteca Pablo Rojas Paz.

Por Nora Goya
/fotos/turismo/20150301/notas_t/lp08fo01.jpg
Las calles tranquilas que inspiraron a Soldi, donde hoy se encuentra la fundaci贸n con su nombre.

Fotos de Nora Goya

S贸lo 34 kil贸metros separan Glew de Ciudad de Buenos Aires. Treinta y cuatro kil贸metros que hoy son de pura ciudad, pero anta帽o supieron ser de transici贸n entre la gran capital y una periferia casi de aldea. Este a帽o, Glew celebra los 150 a帽os de su fundaci贸n con un orgullo especial: el de haber sido elegida por Ra煤l Soldi para disfrutar de los veranos, cuando todav铆a circulaban sulkies y volantas por las calles de tierra del lugar. Fascinado con la vida de Glew, el artista trabaj贸 durante numerosos veranos 鈥揹esde 1953 a 1976鈥 sobre las paredes de la iglesia del pueblo, donde pint贸 trece frescos de estilo neorrenacentista. Entremezclados en la obra que relata la vida de Santa Ana, madre de la Virgen Mar铆a, Soldi incorpor贸 algunas im谩genes que remiten a personajes locales y a la vida de Glew, como molinos de vientos o incluso el frente de la capilla.

Recorrer el interior de la iglesia y observar los frescos a poca distancia permite a los visitantes de hoy imaginar a Soldi sobre los andamios. Entre los vecinos perdura el recuerdo de las misas que se celebraban mientras el artista trabajaba, o los tiempos en que el pintor don贸 60 obras de su colecci贸n privada a la Fundaci贸n Soldi. La entidad funciona desde 1982 a pocas cuadras de la estaci贸n de tren, bajo la direcci贸n del hijo del artista y cineasta Daniel Soldi. All铆 se present贸 la tarjeta postal de Navidad 2014 emitida en forma conjunta entre el Correo Argentino y el Correo Vaticano, que llev贸 la ilustraci贸n del Nacimiento de Jes煤s realizada por el pintor argentino.

鈥淒ESTINADOS A VERLO鈥 Por las calles de Glew ya no circulan sulkies ni volantas y el desarrollo urbano termin贸 definitivamente con la tranquilidad de la localidad. No obstante, los frescos pintados por Soldi permanecen inmutables gracias a las tareas de restauraci贸n realizadas por los vecinos y la Fundaci贸n, que organiza visitas guiadas de marzo a diciembre. En cada uno de esos paseos los visitantes pueden apreciar 贸leos, dibujos y grabados realizados entre 1927 y 1978, que abarcan diferentes etapas de la obra de Soldi: amarilla, azul, blanca y acad茅mica. Entre ellas est谩n Sarita (1948), Paisaje de Glew (1949), Los m煤sicos (1956), Las sombrilleras (1959) 鈥損remiadas en Par铆s鈥 y Lola Membrives (1970).

鈥淰an a venir los que est茅n destinados a verlos鈥, dice Zulma Oz贸n, directora de la Fundaci贸n, citando las palabras de Soldi. Y recuerda el temor de los primeros a帽os a tener escasa convocatoria, por estar fuera de los l铆mites de Capital Federal. Oz贸n es la hija de uno de los amigos de Soldi: junto con otros vecinos que lo conocieron y admiran la obra del pintor, conform贸 la Asociaci贸n de Amigos que permite el funcionamiento de la entidad y la difusi贸n de su obra. 鈥淪oldi es el artista que don贸 mayor cantidad de obras en la Argentina, por lo que todos trabajamos para mantener su legado en Glew鈥, agrega.

Adem谩s de sus cuadros, la Fundaci贸n cuenta con el caballete en el que trabajaba el artista, fotos tomadas junto a colegas como Antonio Berni y Quinquela Mart铆n, cartas y telegramas, y un audiovisual que relata la vida del artista realizado por Daniel Soldi. Durante los fines de semana se presentan en el sal贸n de actos obras de teatro y cuerpos de danza.

HERENCIA SOLDI Caminando por la calle lateral a la estaci贸n de tren se puede llegar a la Casa Cultural La Volanta, una austera vivienda donde se dictan talleres de m煤sica, danzas, canto y artes pl谩sticas. Tambi茅n se realizan, desde 1994, pe帽as folcl贸ricas. 鈥淓sta casa pertenece a la familia Soldi y la recibimos en comodato para realizar actividades culturales鈥, explica el artista Jorge Aranda.

Tanto este edificio como el de la Fundaci贸n y la propiedad donde funciona la Biblioteca Pablo Rojas Paz materializan el enamoramiento del pintor por Glew y transmiten su legado, ya que la familia Soldi posibilita que se desarrollen actividades culturales a bajo costo. Ambas instituciones forman parte de la idiosincrasia del lugar y se convirtieron en lugares imperdibles durante una visita. En cuanto a la Biblioteca, est谩 鈥渁 la vuelta鈥 de la iglesia y completa el circuito Soldi sobre arte y arquitectura en Glew. Bautizada as铆 en homenaje al escritor tucumano Pablo Rojas Paz, funciona desde 1970 y a lo largo de los a帽os creci贸 gracias al trabajo de los vecinos: hoy d铆a cuenta con varias salas de lectura y consulta y un sal贸n de exposici贸n de obras pict贸ricas.

CERAMICA TOSCANA El arte de Glew, sin embargo, no termina con Soldi. El pueblo tambi茅n cuenta con el Centro de Exposici贸n Manigrasso, espacio que fuera el taller del artista italiano Cosimo Manigrasso, hoy convertido en escuela de arte para ni帽os, adolescentes y adultos.

Manigrasso naci贸 en la ciudad italiana de Taranto y recibi贸 varios premios nacionales en Mil谩n y Roma, hasta que en 1952 se radic贸 en Glew: all铆 abri贸 un taller en el que desarroll贸 motivos de la mitolog铆a griega y romana a trav茅s del trabajo en cer谩mica.

Al recorrer las decenas de vitrinas y estantes, los visitantes pueden sumergirse en un mundo conformado por infinitas piezas donde los relieves de emperadores se entremezclan con carruajes que adornan jarrones de gran tama帽o, mientras esbeltas figuras embellecen peque帽as vasijas con guardas y figuras trabajadas en arcilla y colores remiten a elementos de la naturaleza.

Luego de la muerte de Manigrasso, en 2004, su familia decidi贸 seguir adelante con el museo, que adem谩s re煤ne grabados, esculturas y lienzos pintados. Actualmente la instituci贸n est谩 a cargo de Anal铆a, hija de la segunda mujer del ceramista, quien s贸lo volvi贸 dos veces a su Italia natal y pas贸 la mayor parte de su vida en Glew.

Frescos del interior de la iglesia de Santa Ana, un tesoro que preserva la comunidad local.

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.