Pirulo de tapa

Pirulo de tapa

VOX

El conservador Partido Popular de España aspira a volver al gobierno en las elecciones del 28 de abril. Y para eso no tiene mejor idea que mendigar el voto de la extrema derecha. Pablo Casado, líder del PP, pidió a VOX, la fuerza de ultraderecha que surgió en los últimos meses, que baje sus candidatos en las provincias pequeñas para evitar una dispersión que favorezca a PSOE y Podemos. Haberle dado calidad de interlocutor a VOX por parte de un partido nacional dio pie a la réplica de los ultras. VOX contestó que “en aras del voto útil, y usando sus mismos argumentos”, el PP debería hacer lo que propone “en aquellas comunidades autónomas en las que este partido político esté por encima de los populares en intención de voto”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ