EL PAIS › INTERNA ENTRE LOS SEGUIDORES DE DE NARVAEZ EN LA PROVINCIA

Los colorados que quieren resucitar Unión-PRO

 Por Werner Pertot

Pese a que muchos dan la relación por muerta, un diputado provincial de Francisco de Narváez afirmó que “deberían trabajar juntos nuevamente” con Mauricio Macri. Así reveló la interna que existe en el espacio del Colorado entre los que apuntan al peronismo disidente y quienes plantean recrear Unión-PRO. El ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó, dijo a Página/12 que “es natural que estemos juntos de cara al 2015”.

La alianza entre el Colorado y el jefe de Gobierno dejó de existir hace tiempo. En el macrismo recuerdan que De Narváez avaló la comisión investigadora de las escuchas ilegales y no les abrió las listas de la provincia en octubre de 2011. De parte del Colorado recuerdan que Macri se bajó y lo dejó sin candidato a presidente y tampoco les dio lugar en la boleta de la ciudad de Buenos Aires. En su tarea de construir un espacio nacional, Monzó logró que algunos diputados provinciales dejaran el espacio de De Narváez y se sumaran al PRO, lo que generó la ira del Colorado: dijo que pensaba en un candidato “peronista” para 2015, consideró una incoherencia la idea de que Gabriela Michetti sea candidata bonaerense y remarcó que a Macri nadie “lo irá a buscar”.

No obstante, varios dirigentes le vienen planteando que debería rever su ruptura con Macri, habida cuenta de la derrota que sufrió el año pasado ante el kirchnerismo. El diputado provincial Mauricio D’Alessandro, ex conductor del programa La Corte, fue el primero en hacerlo público: “Dejemos las rencillas y las peleas internas para el oficialismo. Tenemos que unirnos ya. Y desde esa unión generar una alternativa válida para el 2015. Retomemos el camino de Unión-PRO, que nos llevó a ganar en el año 2009”, remarcó el diputado, quien estimó que la alianza con la UCR fracasó “porque se hizo a las apuradas”.

En el entorno del ex candidato a gobernador se ocuparon de desmarcarlo de las declaraciones de D’Alessandro. “Se mandó solo –dijeron–. No hay una estrategia en esa dirección.” Sin embargo, la frase de D’Alessandro es reveladora de una interna que existe en el bloque de Unión Celeste y Blanco. Hace poco, la discusión tuvo un hito en un asado que organizó Osvaldo Mércuri. Allí se barajaron dos opciones presidenciales para 2015: Macri o Daniel Scioli. Del lado de hacer un armado peronista disidente sin PRO están Mónica López y su marido, Alberto Roberti. También Guillermo Britos y Fernando Rozas, que responden a Gustavo Ferrari, la mano derecha de De Narváez. Del otro lado están D’Alessandro, José Scioli, Alfredo Atanasoff y su hijo Gonzalo, que quieren retornar al acuerdo de 2009 con el PRO. En el asado, todos coincidieron en que De Narváez tiene que jugar sí o sí en las legislativas de 2013.

Desde el macrismo, la reacción fue positiva hacia el planteo del diputado provincial. “Las expresiones de D’Alessandro son de sentido común y de una lógica política incuestionable”, sentenció Monzó, el principal armador de la estrategia nacional del macrismo junto con el presidente del PRO, Humberto Schiavoni. “Me parece una buena posibilidad. Ahí hay gente muy valiosa que tiene para aportar. Estaría bueno que se reedite una cosa parecida a la que nos ayudó a ganar en 2009”, le dijo a este diario el diputado provincial Gustavo Ferri, uno de los peronistas que trabaja en el armado bonaerense de Macri. “Estamos trabajando junto a Monzó en un armado en la provincia y a nivel nacional para promover la candidatura de Mauricio Macri y para que converja un montón de gente que hoy no tiene dónde militar”, remarcó Ferri.

Compartir: 

Twitter
  

El empresario diputado De Narváez.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.