EL PAIS › DOS SONDEOS INDICAN QUE GANA KIRCHNER POR UN MARGEN AMPLIO

Menem pierde el invicto y la fama

Una encuesta nacional de Zuleta y una de Artemio López en Capital y GBA, posteriores a las elecciones, predicen una abrumadora victoria de de Kirchner. También registran que la mayoría de la gente dejó de pensar que el riojano es invencible. Creen que esta vez perderá. Los consultores explican por qué.

 Por Raúl Kollmann

Las dos primeras encuestas, hechas después de la elección del domingo, prenuncian una ventaja arrasadora de Néstor Kirchner sobre Carlos Menem de cara al ballottage del día 18. Según el estudio nacional hecho por OPSM, la consultora que lidera Enrique Zuleta Puceiro, Kirchner tiene una intención de voto del 65,4 por ciento contra apenas el 12,8 por ciento que se manifestó dispuesto a votar a Menem. El resto de los ciudadanos, hasta completar el total del cien por ciento, todavía no decidieron su voto o lo harán en blanco, impugnado o no concurrirán a votar. Por su parte, Equis, la consultora que lidera Artemio López, hizo un estudio de Capital y Gran Buenos Aires donde la diferencia también es sideral: Kirchner conseguiría el 59,2 por ciento, mientras que el riojano cosecharía el 24,1. Los dos consultores tienen un dato adicional de enorme importancia: el 70 por ciento de los encuestados cree que Kirchner va a ganar la segunda vuelta, lo que significa que se terminó la cultura de que Menem es invencible.
Antes de las elecciones del domingo, los once encuestadores conocidos tenían estudios en los que se reflejaba un claro favoritismo del santacruceño sobre el riojano en un eventual ballottage. Algunos especulaban con que si Menem vencía por una diferencia apreciable en la primera vuelta, podría imponerse también en la segunda, pero aun así todos –los once encuestadores– coincidían en el dato de que el altísimo rechazo de Menem lo ubicaba como un casi seguro derrotado en el ballottage.
Los dos primeros trabajos realizados después de la elección confirman esa tendencia y marcan todavía diferencias más apabullantes que las que se veían antes del domingo. Claro que se trata de una primera apreciación de la gente y se asienta en un clima en el que, interpretando los números del escrutinio, Kirchner apareció el domingo como un triunfador y Menem como un derrotado.
El trabajo de Zuleta se hizo entre lunes y martes como un corte del llamado Monitor de Tendencias Económicas y Sociales que OPSM, la consultora de Zuleta, realiza todas las semanas. Se tomaron en cuenta 600 encuestados en Capital Federal, Gran Buenos Aires y el interior del país. La dirección técnica estuvo a cargo de Isidro Adúriz y la coordinación de Julián Lisa. En las semanas previas a las elecciones, Zuleta pronosticó el ballottage entre Menem y Kirchner y la diferencia de dos puntos entre el primero y el segundo. El domingo, además, realizó la encuesta a boca de urna más certera.
El sondeo de Artemio López se hizo por sistema telefónico entre lunes y martes, con un factor de corrección que toma en cuenta los hogares que no tienen teléfono. El trabajo abarcó Capital Federal y Gran Buenos Aires, tomando en cuenta las zonas por nivel socioeconómico y las proporciones por sexo y edad. También la consultora Equis acertó en su pronóstico de que el ballottage sería entre Menem y Kirchner, aunque situó al santacruceño medio punto por encima del riojano en el diagnóstico preelectoral.
“El dato básico que aparece en nuestra encuesta –dice Zuleta– es que hay una especie de shock de optimismo. Hace dos semanas, un 45 por ciento de las personas consultadas decían que las cosas iban a mejorar; ahora el 64 por ciento cree que el país va a estar mejor. Esto significa que la gente no quiere discutir del pasado, la campaña está situada hacia el futuro. Si Menem habla de los ‘90 no va a tener peso y la gente está diciendo que no hay que perder ni un minuto en eso. Yo diría que Kirchner no debe perder ni un minuto en una especie de interna peronista con Menem.” “Como es obvio, la diferencia apabullante que aparece a favor de Kirchner es una primera opinión de la gente, una impresión. No es un voto consolidado”, insiste el consultor.
–En su encuesta Menem sacaría menos votos que los que obtuvo el domingo. Parece un absurdo –indagó este diario.
–Insisto, es una primera impresión de los ciudadanos, pero tenga en cuenta que acá ya está presente que la gente percibe el ocaso de un liderazgo. Además, hay un efecto oleaje que levanta las expectativas favorables a Kirchner. En unos días las cosas se van a asentar, pero las diferencias igual van a ser notables, como las que venimos viendo todos los consultores –concluyó Zuleta.
“Los resultados que empiezan a aparecer –sostiene Artemio López– están en línea con el rechazo que existía respecto de Menem. La impresión es que le va a costar muchísimo agrupar a quienes no sean sus propios votantes y desde ya que no parece tener posibilidades de agrupar a la mayoría del justicialismo.”
Para Artemio López, “más importante que la intención de voto, en la que Kirchner se impone ampliamente, es la respuesta a la pregunta sobre quién se cree que va a ganar el 18 de mayo. Ahí, el 70 por ciento está contestando que va a ganar Kirchner. Significa que por primera vez hay otra cultura, otro clima que el que existió siempre y en el cual Menem aparecía como un probable ganador. Eso se terminó. Creo que Kirchner se está instalando con una opinión favorable, bien repartida entre todos los niveles socioeconómicos, y si tenemos esos números en Capital Federal y Gran Buenos Aires la lógica me indica que Menem podría estar en todo el país en un 34 por ciento y Kirchner en un 66”.

Compartir: 

Twitter
  

Néstor Kirchner obtuvo un segundo puesto que es leído mayoritariamente como un triunfo.
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.