EL PAIS › ANTE LAS PRESIONES, DIAZ
BANCALARI PIDIO LICENCIA COMO DIPUTADO

El costo de ser candidato opositor

Se tomará licencia hasta las elecciones. El martes, el bloque del PJ decidirá quién lo reemplazará. Habría conducción colegiada.

 Por Miguel Jorquera

José María Díaz Bancalari presentó su pedido de licencia a la banca y a la presidencia del bloque justicialista en la Cámara de Diputados como un paso al costado en medio de la campaña electoral, pero quedó flotando en el aire la idea de que no pudo resistir la embestida del kirchnerismo por su alineamiento político con el duhaldismo. El compañero de Chiche Duhalde en la boleta oficial del PJ bonaerense expresó su deseo de que la bancada oficialista se mantuviera unida, insistió en el respaldo que le brindaron a Néstor Kirchner en el Parlamento y aseguró que el bloque resolverá, el martes, la situación “colegiadamente”. Una salida que también avalan los kirchneristas, que propondrán el mismo martes un cuarteto de presidentes que abarque todas las líneas internas como “transición” hasta diciembre.
“Volveré como senador”, fue la respuesta optimista que esgrimió Díaz Bancalari para mostrarse como candidato en la conferencia de prensa que convocó para anunciar el pedido de licencia como diputado y hasta el 23 de octubre, el día de las elecciones. Pero remarcó que “yo no renuncio”, ante la pregunta acerca de si estaba resignando la presidencia del bloque, aunque admitió que no es una cuestión que “se pueda definir ahora”.
Díaz Bancalari relativizó la embestida kirchnerista en su contra y afirmó que su licencia se debe a que su doble condición de “candidato a senador y presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires” complicará su labor parlamentaria hasta las elecciones. También aclaró que su campaña “no será contra el gobierno nacional” porque el PJ bonaerense “ha sido quien ha puesto más empeño para colaborar con este gobierno”.
Pero tampoco dudó en volver a confrontar con el kirchnerismo por la elección en la provincia: “Porque alguien haya formado otro partido y tenga otros candidatos no quiere decir que nosotros no podamos tener nuestros propios candidatos”, insistió el diputado, para luego argumentar que “eso no es motivo para reclamar la renuncia a nadie, si cada cual quiere ser candidato de su partido”.
“En esto soy democrático –continuó Díaz Bancalari–, creo que hubiera sido mejor que estuviéramos todos unidos trabajando en función de un peronismo organizado, movilizado, porque se necesita detrás de todo gobierno un partido fuerte. Bueno, no ha sido posible, tampoco es para hacer un drama. La única forma de resolverlo es a través de las urnas.” Después negó que el pedido de renuncia que le hicieron los diputados kirchneristas haya sido fogoneado por el propio Presidente: “No me consta. Guardo por el Presidente –y creo que es recíproco– respeto y estima y no creo que haya surgido de ahí” y afirmó que su licencia fue una “decisión personal” que no consultó ni con Kirchner ni Eduardo Duhalde.
Pero el ahora ex jefe de la bancada oficialista también hará su última gestión al frente da la misma: “Voy a convocar para el día martes, a las 18, a la conducción del bloque. Ahí la mesa de conducción resolverá qué le propone al resto del bloque”. Sin embargo, Díaz Bancalari recordó que “modificar la conducción necesita los dos tercios” de los integrantes del bloque, una cifra que al menos hasta ahora no habría alcanzado el kirchnerismo. Pero volvió a insistir que “es deseable que todo lo que se produzca en el futuro se haga por consenso” porque “el bloque, por licencia de algunos legisladores, hace que sea la primera minoría, no tenemos quórum propio, así que necesitamos a todos los legisladores” para respaldar la gestión de gobierno.

Compartir: 

Twitter
  

Díaz Bancalari convocó ayer una conferencia de prensa para comunicar su decisión.
 
EL PAIS
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.