SOCIEDAD › ENTREGARON LOS ANTI NOBEL PARA INVESTIGACIONES INSOLITAS

Un premio al ridículo científico

Las pulgas de los perros que saltan más lejos que las de los gatos, una ameba capaz de resolver un laberinto o una ley sobre la dignidad de las plantas: los delirantes premios Anti Nobel 2008 fueron anunciados ayer en la Universidad Harvard en Boston, Massachusetts.

La ceremonia de entrega de premios incluyó bromas, una “ópera” y aviones de papel planeando sobre el escenario, donde los galardonados recibieron la recompensa por sus insólitas investigaciones. Los IG Nobel de este año recompensaron, en el rubro Biología, el trabajo de los franceses Marie-Christine Cadiergues, Christel Joubert y Michel Franc, de la escuela veterinaria de Toulouse. Su “estudio comparativo entre el desempeño en el salto de la pulga del perro y la pulga del gato” demuestra que las de los canes saltan más alto.

El Anti Nobel de la Paz fue para el Comité Etico Federal Suizo para la Biotecnología No Humana, por haber adoptado “el principio legal de que las plantas tienen dignidad”. Los brasileños Astolfo Mello y José Carlos Marcelino, de la Universidad de San Pablo, ganaron en la categoría Arqueología con sus investigaciones sobre el impacto de los armadillos en las excavaciones arqueológicas.

En el apartado Medicina, Harvard premió a Dan Ariely, de la Universidad Duke (Carolina del Norte), que confirmando la sospecha de algunos psicoanalistas descubrió “que un falso remedio caro es más eficaz que uno barato”. Cinco investigadores japoneses y un húngaro midieron la capacidad de una ameba para “resolver un laberinto” y ello les valió un Anti Nobel en Ciencias del Conocimiento.

Los IG Nobel, reiterados desde hace 18 años en la prestigiosa universidad del noreste de Estados Unidos, aspiran no sólo a hacer reír sino también a “hacer pensar”.

La edición 2008 incluyó galardones de gusto variado. Geoffrey Miller, Josha Tybur y Brent Jordan, de la Universidad de Nuevo México, estudiaron el impacto del ciclo de ovulación de una bailarina topless sobre las propinas que recibe. Y ganaron el premio de Economía.

El de Química fue, curiosamente, para dos teorías contradictorias sobre un mismo tema. Sharee Umpierre de la Universidad de Puerto Rico y Joseph Hill, de Harvard, fueron recompensados por demostrar que “la Coca Cola es un espermicida eficaz”. Sin embargo, Chuang-Ye Hong, de la Escuela de Medicina de Taipei, y otros investigadores de Taiwán recibieron la misma recompensa por demostrar exactamente lo contrario.

El galardón en el rubro Nutrición fue para Massimiliano Zampini, de la Universidad de Trento (Italia) y Charles Spence de Oxford (Gran Bretaña), “por haber modificado electrónicamente el ruido de una papa frita para hacer pensar a quien la come que es más crocante y fresca de lo que parece”.

Los Anti Nobel fueron entregados por dos verdaderos Premios Nobel, William Lipscomb (Química, 1976) y Frank Wilczec (Física 2004). La gala concluyó con las palabras del organizador, Marc Abrahams, que deseó “mejor suerte” para el año que viene a los investigadores que se fueron con las manos vacías, y en especial a los que sí ganaron uno de los “IG” Nobel.

Compartir: 

Twitter
  

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.