SOCIEDAD › APROBARON LA LEY CON CASI CUATRO AÑOS DE DEMORA

Buenos Aires con quince comunas

La nueva geografía respeta los límites de los barrios. Las comunas reemplazan a los CGPs y tendrán presupuesto propio. El llamado para elegir autoridades debe hacerse antes de que termine 2006. Los vecinos quieren elecciones el año próximo.

 Por Pedro Lipcovich

Habrá comunas y comuneros en la Ciudad de Buenos Aires. Ayer la Legislatura aprobó la ley que divide el territorio urbano en 15 áreas, que respetarán los límites barriales. Cada una será gobernada por una Junta Comunal de siete integrantes, que a su vez deberá escuchar a un Consejo Consultivo, al que concurrirán libremente los vecinos. La mayor parte de la ley ya había sido aprobada pero restaban dos sectores de desacuerdo. El principal era la cantidad total de comunas, que se zanjó en 15, y el otro era la fecha de elecciones. Los vecinos que participaron en el proceso de preparación de la ley pedían, y siguen pidiendo, elecciones de comuneros en 2006, a fin de que no se superpongan con los comicios para nombrar autoridades centrales. El texto aprobado por la Legislatura no cierra esa posibilidad, pero propicia que las elecciones se efectúen en 2007.
La comuna 1 comprenderá los barrios de Retiro, San Nicolás, Montserrat, San Telmo y Constitución; la 2, el barrio de Recoleta. La 3, Balvanera y San Cristóbal, la 4, La Boca, Barracas y Nueva Pompeya; la 5, Almagro y Boedo; la 6, Caballito; la 7, Parque Chacabuco y Flores; la 8, Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo; la 9, Parque Avellaneda y Mataderos; la 10, Floresta, Vélez Sársfield, Villa Luro, Monte Castro, Versalles y Villa Real; la 11, Villa General Mitre, Villa Santa Rita, Villa del Parque y Villa Devoto; la 12, Coghlan, Saavedra, Villa Urquiza y Villa Pueyrredón; la 13, Colegiales, Belgrano y Núñez; la 14, Palermo; la 15, Villa Crespo, Chacarita, Paternal, Villa Ortúzar, Parque Chas y Agronomía.
Sobre la fecha de elecciones para autoridades de las comunas, la ley fija un “proceso de transición” que finalizará el 31 de diciembre de 2006, y establece que, antes de esa fecha, la Legislatura deberá sancionar la ley de convocatoria a elecciones. Esta fórmula fue acordada para sacar del pantano una votación que exigía un mínimo de 40 legisladores –la ley se aprobó con cuatro años de demora respecto del plazo fijado por la Constitución porteña–. El macrista Rodrigo Herrera Bravo explicitó la posición de su bloque al plantear “que el 31 de diciembre de 2006 estaremos en condiciones de decidir cuándo será la fecha de elecciones”, abucheado por la nutrida barra de vecinos que presenció la sesión.
Cada comuna será gobernada por una Junta Comunal de siete miembros, elegidos a partir de listas formadas por vecinos del barrio; será a su vez asesorada por un consejo consultivo abierto a todo el barrio. Cada año, la Junta desarrollará un plan de gobierno y un proyecto de presupuesto en consulta con los vecinos. Según el diputado Roy Cortina –titular de la Comisión de Descentralización de la Legislatura–, “con esta ley, logramos hacer política de Estado y generar la primera reforma política en el país”.
Mario Bertelotti, integrante de Vecinos del Encuentro, afirmó que “las comunas van a ser la primera institución de democracia participativa en la ciudad y estimó que “con un sistema de comunas, Cromañón no hubiera sucedido: las irregularidades y los incendios previos ya habían sido denunciadas por vecinos, que no fueron atendidos. Una Junta Comunal, presionada desde el Consejo Consultivo, hubiera actuado, porque este sistema ofrece mecanismos de control más cercanos y menos anónimos”.
Inicialmente las comunas tendrán, como atribuciones exclusivas, el manejo de vías secundarias, incluyendo calles, veredas, alumbrado y espacios verdes; y, como responsabilidades concurrentes con el Gobierno de la Ciudad, la educación, la salud, la justicia y el planeamiento: por ejemplo, en educación, el Gobierno será responsable de la gestión educativa pero cuestiones como los comedores escolares y el mantenimiento edilicio pasarán a las comunas. En salud, los hospitales serán responsabilidad del gobierno pero las salas barriales y los médicos de cabecera podrán pasar a las comunas.
En cuanto a la fecha de elecciones, Jaime Fischer, vecino de San Cristóbal, estimó que la ley “deja abierta la posibilidad de que se haganen 2006: dependerá de la composición de la próxima Legislatura, y el llamado también puede concretarse por decreto del Ejecutivo comunal, según la movilización que efectuemos los vecinos”. Otra vecina, Ruth Nava Mejía, de la Villa 20 de Lugano, destacó su expectativa de que la organización en comunas “ayude a impedir la instalación de un polo farmacéutico industrial que pretenden establecer junto a nuestras casas, usurpando el único espacio verde del barrio”.

Compartir: 

Twitter
  

Los barrios porteños quedaron agrupados en quince comunas.
 
SOCIEDAD
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.