SOCIEDAD

La máquina de compactar se tragó a 1600 vehículos en una semana

El operativo en marcha pretende eliminar unos 60 mil autos que se acumulan desde hace 30 años en dos playas municipales. Hay otros 10 mil con causas judiciales, 4 mil de ellos en las calles.

 Por Eduardo Videla

La máquina puede cumplir las fantasías más primitivas de aquellos a quienes su vehículo suele dejar de a pie: en apenas tres minutos, convierte un viejo automóvil en una masa de chapa, un cubo de un metro de lado que del modelo original sólo guarda restos de color. La máquina está en plena actividad en el predio de avenida Cruz y Escalada, en Villa Lugano, y ya ha compactado 1600 autos de los que se apilan en ese cementerio de chatarra. La limpieza del lugar ha comenzado hace una semana y no sólo incluye desechos de carrocería: también comprende el desmalezamiento y la desratización del predio, vecino a la Villa 20. El operativo apunta a eliminar unos 60 mil vehículos que se apilan allí y en otra playa municipal, acumulados desde hace unos 30 años, pero no incluye, por el momento, a otros 10 mil autos afectados a causas judiciales, de los cuales unos 4 mil duermen en la vía pública, en las calles vecinas a las comisarías.
La operación está a cargo de la empresa Scrap Service, la misma que compactó los autos descartados durante el Plan Canje, que desde el 31 de agosto trabaja de lunes a jueves, de 8 a 22, a razón de 250 autos por día. En el predio ubicado frente al supermercado Jumbo y en diagonal al Parque de la Ciudad, tres grúas del tipo “mulita” trabajan a full, descolgando los autos de las pilas y llevándolos hasta la compactadora. La máquina abre una boca gigante para recibir el antiguo vehículo; luego la puerta se cierra y después de tres minutos de ruido ensordecedor, una pinza gigante extrae el bloque de chatarra.
Sobre las pilas de autos, a lo lejos, un grupo de jóvenes de la villa intenta recuperar lo último que se puede sacar de esos desperdicios metálicos. “Llegamos a un acuerdo con el barrio para que puedan resultar beneficiados por la limpieza”, dijo a Página/12 la subsecretaria de Logística y Emergencia del gobierno porteño, Lía María. “Los habitantes del barrio pidieron que se alambre e ilumine el perímetro, para evitar que el terreno despejado se convierta en un nuevo asentamiento”, agregó la funcionaria.
El predio tiene unas 12 hectáreas y su futuro depende del destino que quiera darle la Policía Federal, propietaria de los terrenos.
–¿Por qué, si el predio es de la Policía Federal, la limpieza la hace el Gobierno de la Ciudad? –preguntó este diario.
–Porque la mayoría son autos abandonados en la vía pública que han sido trasladados allí por la policía, en cumplimiento de una ley de la ciudad, la 342, que apunta a eliminar de la calle los autos que no tienen dueño -respondió la funcionaria.
La limpieza del lugar es un viejo reclamo de los vecinos de la zona, que en varias oportunidades denunciaron la presencia de ratas y la contaminación que provocan los residuos generados por los vehículos. En el 2000, recuerda la gente del barrio, una vecina de la villa murió afectada por leptospirosis, una enfermedad transmitida por las ratas. “Antes de comenzar con la compactación, desratizamos el predio”, aclaró Lía María.
La limpieza del predio demandará aproximadamente un mes. Pero no será total: por un tiempo, quedarán allí los autos que están afectados a causas judiciales. “El gobierno está trabajando con funcionarios de la Corte Suprema de Justicia para lograr una acordada que permita disponer a la brevedad de los autos que están en manos de la Justicia”, informó la funcionaria.
Luego, las máquinas se trasladarán a la Playa Espora, un predio de cuatro hectáreas ubicado en San Pedrito y Ferré, de Villa Soldati, donde el gobierno porteño deposita los autos abandonados. Allí, el trabajo será más complejo: como se trata de modelos más nuevos y de autos que no están totalmente desmantelados, se montará una estructura para retirar los fluidos contaminantes, como los líquidos de batería, frenos y lubricantes.Recién después se procederá a la compactación. Todo el trabajo requiere una inversión de 1.890.000 pesos.
Los cubos de chatarra son retirados en camiones que salen rumbo a la planta de Scrap Service, en Campana. Allí ingresan en un molino que los fragmenta en pequeños trozos. “El material ferroso se utiliza para la producción de acero. El no ferroso va a los rellenos sanitarios”, explicó Gustavo Blanco, representante de la empresa.
La limpieza, en el predio de la Federal, dejará lugar para despejar las sospechas de algunos vecinos, que alertaron a las autoridades de que en el lugar podría haber sepultados cadáveres NN. “No es una denuncia sino una inquietud, basada en relatos que se escucharon en el barrio”, dijo a este diario la directora de Derechos Humanos, Gabriela Alegre. “De todos modos, vamos a convocar al Equipo de Antropología Forense para que sugiera si es necesario hacer excavaciones en el lugar”, agregó.

Compartir: 

Twitter
  

El predio de Villa Lugano, donde se acumulan miles de autos, ahora será limpiado.
No sólo se eliminarán los autos: también van a desmalezar y a desratizar el lugar.
 

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.