CIUDAD › MATARON A JAIRO TRASANTE EN EL HOMICIDIO DOLOSO NUMERO 34 EN LO QUE VA DE 2014

La condena de ser pobre y morir joven

El chico de 17 años volvía a su casa en moto, después de participar de una pelea en el boliche Chiringo. Un balazo desde una camioneta le cegó rápidamente la vida.

 Por Sonia Tessa

La pérdida innombrable, la de un hijo, modifica la vida de una persona para siempre. A Eduardo Trasante, esa tragedia le ocurrió ayer por segunda vez en dos años. Jairo Natanel Trasante fue asesinado de un balazo en el abdomen ayer, a las 6.30, en la esquina de Zeballos y Dorrego. Iba en una moto conducida por Walter Riesco. Los dos salían del boliche Chiringo, en Dorrego 1049, junto con amigos. Adentro, habían tenido un encontronazo con otro grupo de chicos, que se prolongó a las piñas en la puerta del local. Cuando todo terminó, Jairo se subió a su moto para volver a su casa, en Dorrego al 3800. No lo logró. A tres cuadras, desde una camioneta, le dispararon. Jairo es el hermano de Jeremías Trasante, una de las víctimas del triple crimen de Villa Moreno, el 1º de enero de 2012. El padre de los dos, Eduardo, pastor del ministerio evangélico "Vida para tu vida", activó la búsqueda de justicia por Jere. Ahora, deberá andar el mismo camino. Los testigos lograron identificar fisonómicamente al agresor, aunque hasta anoche no lo habían detenido.

Apenas Jairo -de 17 años, los mismos que tenía su hermano cuando fue asesinado- cayó al suelo, a metros del sanatorio Plaza, enfermeras de ese centro de salud lo asistieron. Poco después, una ambulancia del Servicio Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) lo trasladó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. Murió enseguida, alrededor de las 7. La muerte de Jairo, además, constituyó el homicidio doloso número 34 en lo que va del año en Rosario, una estadística que crece como un espiral.

Tras la muerte de Jairo, un grupo de chicos fue al boliche y reclamó por el crimen, mientras gritaban: "Mataron a nuestro amigo". Según contaron algunos amigos de Jairo en la comisaría, la pelea comenzó en Chiringo, y la habría comenzado quien luego disparó. Unos 20 chicos de Villa Moreno habían ido todos juntos a bailar, y hubo roces con un hombre. La pelea se trasladó a la calle, a instancias de los patovicas, que también pegaron.

En la vereda, hubo golpes por doquier. Jairo y una de sus amigas resultaron muy golpeados. En ese momento, otros chicos del barrio convencieron a Jairo para que se fuera a su casa. Según testigos, al agresor lo pasaron a buscar dos mujeres en un auto, y fue así que interceptó a Jairo en Dorrego y Zeballos.

La investigación está a cargo del fiscal Enrique Paz. Ayer, en la comisaría 2ª, se tomaron numerosos testimonios. No sólo a los amigos de la víctima, los patovicas de Chiringo y el dueño del comercio, sino también a otros testigos del ataque.

Además de Jeremías y Jairo, Eduardo tiene tres hijas y dos hijos más (uno de ellos también fue golpeado en la pelea). Jeremías, más conocido como "Jere", fue víctima junto a Claudio "Mono" Suárez y Adrián Rodríguez, "Patóm" del triple crimen de Villa Moreno, ocurrido en la canchita de Dorrego y Quintana el primer día de 2012. El ataque, en el que cinco hombres les dispararon a los tres activistas del Movimiento 26 de junio, fue para vengar una balacera ocurrida horas antes contra Maximiliano "Quemadito" Rodríguez. Jairo no era militante del Movimiento 26 de Junio, pero sí participaba de las marchas para pedir justicia por el Triple Crimen.

Desde el Ministerio de Seguridad de la provincia apuntaron al boliche. "No había policías adicionales ni cámaras de seguridad", señalaron. Otros chicos de villa Moreno habían dejado de ir porque "siempre se armaba quilombo".

Compartir: 

Twitter
  

Jairo era hermano de Jeremías, asesinado en el Triple Crimen.
 
ROSARIO12
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.