18:10 › ALMA DE DIAMANTE

Murió Luis Alberto Spinetta

El músico falleció a los 62 años a causa de un cáncer de pulmón. "El Flaco", quien había confirmado su enfermedad a fines de 2011, murió en su casa, donde se encontraba luego de pasar 25 días internado en el Cemic por una intervención quirúrgica a causa de una "perforación intestinal". "Nuestro beatle", como lo definió uno de sus colegas, será velado y cremado en una ceremonia privada.

"El Flaco" murió rodeado de sus hijos Dante, Valentino, Catarina y Vera. El músico, quien grabó temas con Charly García, Mercedes Sosa y Fito Paez, entre otros, era considerado por sus propios colegas como un gran poeta del rock, autor de reconocidas canciones como "Muchacha ojos de papel", "Los libros de la buena memoria" y "Barro tal vez". Hijo de un cantante aficionado de tangos, había nacido en Buenos Aires el 23 de enero de 1950 y ya en el colegio exhibió su gusto por la música, aunque sus inicios se remontan a la década de los sesenta con el grupo "Almendra", pilar de los comienzos del rock argentino.

Considerado un autodidacta y protagonista de numerosos recitales en la Argentina y el exterior, Spinetta debutó como solista en 1971 con el disco "La búsqueda de la estrella", tras la disolución de "Almendra", y fue por aquellos años cuando tomó sus primeras y únicas clases de guitarra.

Con "Pescado rabioso" editó cuatro discos, entre ellos "Artaud" (1973), un trabajo que se inspiró en la poesía del escritor francés Antonin Artaud, de quien siempre se declaró fanático.

En 1979, después de la disolución de "Invisible" grabó en Estados Unidos su único disco en inglés, "Only Love can sustain", gracias al apoyo del tenista Guillermo Vilas.

La grabación de múltiples discos -más de treinta a lo largo de su carrera- continuaron en los años siguientes con el regreso de "Almendra" y luego con la formación "Spinetta Jade", hasta que en 1986 editó "La la la" con Fito Paez, un año después de grabar con Charly García "Rezo por vos".

En los años noventa, el compositor se volcó a los discos solistas, entre ellos "Pelusón of milk", premiado como el Mejor Disco del Año, y por la mejor canción, "Seguir viviendo sin tu amor".

Hincha de River Plate y padre de cuatro hijos, Spinetta tampoco le escapó durante su carrera al cine y en 1994 grabó la banda sonora del filme "Fuego Gris", dirigida por Pablo César, ni a la pintura, otro de las andariveles del arte que se atrevió a transitar.

Los discos de Spinetta también reivindicaron distintas causas sociales, desde la conservación de la ecología, a través de la producción "Para los árboles" (2003), a la seguridad vial, mediante "Un mañana" (2008), inspirado en la tragedia en la que murieron nueve adolescentes en un accidente cuando volvían de un viaje solidario.

En diciembre del año pasado reconoció la noticia que sus seguidores no querían escuchar: "Desde julio sé que tengo cáncer de pulmón. Estoy muy cuidado por una familia amorosa, por los amigos del alma, y por los mejores médicos que tenemos en el país", escribió "El Flaco" en un comunicado. Su carrera, entonces, se combinó con su tratamiento contra el cáncer, hasta hoy, cuando murió tras una amplia trayectoria y con su misión cumplida: "hacer buenos discos", según confió años atrás él mismo.

"Salvando las distancias, podría establecerse una comparación con la influencia que han ejercido Los Beatles –de los cuales Spinetta se reconoce como alumno dilecto– a nivel internacional: fueron los primeros, y los mejores. Su legado alcanza a varias generaciones; su figura se reactualiza permanentemente y sus canciones se cantan en fiestas y fogones a la vez que se estudian en los conservatorios. Sí, podría decirse que –más que ningún otro– Spinetta es 'nuestro beatle'", escribió el periodista Claudio Kleiman en mayo de 2003, cuando Página/12 editó una colección que incluyó los CD “A 18' del sol”, “Pelusón of Milk” y “Estrelicia-MTV Unplugged”.

A raíz de la muerte de Diego Rapoport, tecladista de Spinetta Jade, a principios de año, Eduardo Fabregat, editor de Cultura y Espectáculos de Página/12, escribió que "apenas estamos tratando de digerir la canallada que le hicieron a Spinetta esos buitres que se dicen periodistas, y nos cae esta trompada. Diego vino desde Bariloche a darle un abrazo a Luis, y a la hora de volver el corazón le dijo basta. Y uno no sabe qué hacer con el vacío, con la andanada de recuerdos, con tanta belleza experimentada frente a un escenario, con la horrible sensación de quedarse un poquito huérfano".

Compartir: 

Twitter
  

 
ULTIMAS NOTICIAS
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.