Una tarde de pánico por un violento tiroteo en Paseo Colón y Garay
Tiros y muerte en San Telmo
Hubo un agente muerto y otro herido, al igual que un civil que habría empezado el tiroteo. Se cree que la policía lo quiso identificar y él respondió a los disparos. No está claro de quién se trata, porque llevada variada documentación, presumiblemente falsa.
En la zona del tiroteo quedaron esparcidas unas veinte vainas.En la zona del tiroteo quedaron esparcidas unas veinte vainas.En la zona del tiroteo quedaron esparcidas unas veinte vainas.En la zona del tiroteo quedaron esparcidas unas veinte vainas.En la zona del tiroteo quedaron esparcidas unas veinte vainas.
En la zona del tiroteo quedaron esparcidas unas veinte vainas. 
Imagen: Télam

Un policía de la Ciudad muerto y otro herido, al igual que un civil con el que se tirotearon, fue el resultado de un enfrentamiento ocurrido ayer por la tarde en la esquina de Paseo Colón y Garay, en el barrio porteño de San Telmo. De acuerdo con la información policial, el hecho se produjo cuando los dos agentes trataron de identificar a un hombre que respondió a balazos. En poder del civil herido se encontraron credenciales, que podrían ser falsas, de una empresa de seguridad privada y de la Policía Federal. Testigos presenciales dijeron que fue “un violento intercambio de disparos” que terminó con los tres protagonistas heridos de gravedad. Uno de los policías falleció poco después en el Hospital Argerich, luego de ser operado de urgencia.

El hecho ocurrió cerca de las 16.30, en el cruce de las avenidas Paseo Colón y Juan de Garay, en la zona sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Aunque todavía quedan algunas dudas, se presume que el tiroteo comenzó cuando el hombre vestido de civil se negó a identificarse, al ser interceptado por los policías. Sebastián, un joven tucumano que pasaba por el lugar, escuchó una “ráfaga” de disparos, a raíz de lo cual, “todo el mundo, asustado, corrió despavorido”, al punto que el conductor de una camioneta quiso alejarse marcha atrás y “casi provocó un accidente” ya que estuvo a punto de chocar con otros vehículos que circulaban por una esquina con un intenso flujo de tránsito.

El testigo, que dialogó con varios medios de prensa, sostuvo que al finalizar el intercambio de disparos, pudo acercarse al lugar del hecho y además de ver a los tres hombres tirados en el piso, advirtió que había cerca de veinte vainas servidas, lo que da una idea sobre la intensidad de un enfrentamiento que duró apenas unos minutos.

Sebastián contó que otros policías llegaron de inmediato y que uno de los agentes heridos fue trasladado en helicóptero al Hospital Churruca, mientras que los otros dos protagonistas fueron llevados en ambulancia al Hospital Argerich. Fuentes policiales informaron que los dos agentes porteños fueron operados de inmediato, pero uno de ellos falleció como consecuencia de las heridas que recibió en el tórax.

Las primeras informaciones señalaron que el tiroteo comenzó cuando los dos policías quisieron identificar al civil, por considerar que actuaba “en forma sospechosa y cuando lo intentaron, el hombre respondió con tiros en vez de palabras”. Los voceros consultados informaron que el civil sería un ex miembro de la Policía Federal Argentina (PFA) que trabaja como vigilador privado ya que en su poder se halló una credencial de esa fuerza.

Los periodistas escucharon, a través de los audios de las comunicaciones policiales producidas momentos después del tiroteo, que en poder del civil herido también se hallaron copias de credenciales de Prefectura Naval Argentina (PNA) y la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) a nombre de “Carlos Ceferino Falgheri”, aunque se sospecha que al menos parte de la documentación sería falsa. En un comunicado firmado por su titular, Hugo Yasky, la CTA informó que esa persona no tiene “ningún tipo de vinculación” con la organización sindical, como habían señalado en forma errónea algunos medios de comunicación. 

A metros de allí, frente a uno de los ingresos del edificio del diario Crónica, en la esquina de Garay y Azopardo, se realizaba desde horas antes una protesta del sindicato de vigiladores privados Susvaypra, durante la cual se hizo un banderazo y una quema de neumáticos sobre la avenida Garay.

En la red social Facebook, hay un perfil a nombre de Carlos Ceferino Falgheri, a quien se identifica como “secretario de prensa” del Susvaypra. Al muro se subió un video captado con un smartphone donde explicaba que la protesta era por “el despido de tres compañeros”.

Un grupo de integrantes de la Gendarmería Nacional se trasladó hasta el lugar del tiroteo para realizar los peritajes y halló tirados en la vereda donde se inició el enfrentamiento un arma de fuego y un bolso color negro que se cree pertenecían al civil herido, sobre un charco de sangre. En medio de las diligencias, un agente de la comisaría 14, a la que pertenecías los uniformados que enfrentaron al civil armado, tuvo que sentarse en el cordón de la vereda, visiblemente conmocionado por lo ocurridos, al punto que tuvo que recibir asistencia psicológica. El policía fallecido fue identificado como Walter Cantero.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ