Audiovisual
Audiovisual

La primera dama estadounidense regresó a la Casa Blanca después de una internación de cinco días por una intervención quirúrgica. Fiel a su estilo, su marido, el presidente Donald Trump, usó Twitter para mandarle la bienvenida. Con tanta mala suerte que se equivocó al escribir su nombre: puso Melanie en lugar de Melania. Las redes estallaron en burlas y el tuit fue eliminado minutos después de su publicación. Pero el detalle solo multiplicó las bromas. Y no hubo más saludos matrimoniales.

Suplementos
Suplementos