Audiovisual
Audiovisual

El príncipe Saud bin Faisal fue quien más tiempo ostentó el cargo de canciller en un país: cuarenta años en Arabia Saudita desde 1975 hasta su muerte, en 2015, a los 75 años. Primo del rey Salman, quien a su vez es el padre del príncipe sospechado por el crimen del periodista Jamal Kashoggi, el longevo canciller es noticia cuatro años después de su muerte. La compañía fílmica Atyla querelló en los tribunales de Nanterre, Francia, a los herederos de Faisal, que se niegan a abonar 90 mil euros de una deuda impaga. Se trata del importe por la producción de tres películas porno escritas por el canciller de la rígida y puritana monarquía saudí, cuya familia real integraba, y que habrían estado protagonizadas por su amante. Las hijas niegan todo y defienden el honor del príncipe. Atyla amenaza con mostrar las películas si las querelladas “persisten en desafiar la realidad del servicio”.

CONTRATAPA
OpiniónGermán
Lo conocí mientras caminábamos por la calle Corrientes que es lo mismo que decir que nos conocimos en casa. Esa noche su conversación torrencial culminó con la entrega de un regalo: Primavera negra de Henry Miller. Años después, desde España, me escribía “pienso...
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ