Audiovisual
Audiovisual

Orélie Antoine de Tounens, aquel aventurero francés que en 1860 se proclamó “rey de la Araucanía y Patagonia” y a los dos años fue arrestado por las autoridades chilenas y expulsado tras ser tildado de loco, tuvo su reivindicación. Fue en Tourtoirac, un pueblo de 650 habitantes en el suroeste de Francia, donde murió en 1878. Hubo una misa en honor a Santa Rosa de Lima, primera santa de América; una visita al Museo de los Reyes de Araucanía y Patagonia y un ramo de flores en la tumba del “monarca”. Jean-François Gareyte, un historiador dedicado a investigar su vida, lo explicó así: “Su historia real supera la ficción. Parece un verdadero western. Si hubiera sido estadounidense o inglés, Hollywood ya habría hecho decenas de películas sobre él”.

CONTRATAPA
Una elección crucial
Muchas personas, tal vez muchísimas, tenían en claro ya antes del once de agosto que en las mismas Paso se jugaba una apuesta que la República no conoció nunca desde, por lo menos, 1983.
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ