Adornos militares y material de partidos de izquierda en una marcha
Un hallazgo en clave de intimidación
Anoche se realizó en Floresta un recorrido conmemorativo por los campos clandestinos que funcionaron en ese barrio: El Olimpo y Orletti. En plena caminata, en la esquina de la casa donde murió Victoria Walsh, los manifestantes encontraron cajas con material del Batallón 601, el Regimiento de Patricios y circulares partidos de izquierda. Un sugestivo hallazgo a una semana del 24 de marzo, mientras Miguel Etchecolatz vuelve a la cárcel y avanza la investigación por el operativo que terminó con la muerte de la hija mayor de Rodolfo Walsh
Patricia Walsh y una manifestante muestran uno de los platos encontrados ayer.Patricia Walsh y una manifestante muestran uno de los platos encontrados ayer.Patricia Walsh y una manifestante muestran uno de los platos encontrados ayer.Patricia Walsh y una manifestante muestran uno de los platos encontrados ayer.Patricia Walsh y una manifestante muestran uno de los platos encontrados ayer.
Patricia Walsh y una manifestante muestran uno de los platos encontrados ayer. 

Todos los años, para estas fechas, se organiza en Floresta una marcha que recorre el frente de los dos campos de concentración que la dictadura montó en el barrio: El Olimpo y Automotores Orletti, este último ligado a la SIDE y el Plan Cóndor, la represión coordinada con los otros regímenes militares del Cono Sur. En esta ocasión, se sumó a la recorrida la casa donde cayeron Victoria Walsh y otros cuatros miembros de Montoneros, en Corro y Yerbal. Anoche, en esa esquina, los manifestantes se llevaron una sorpresa.

Fue Patricia Walsh, la hermana de Victoria, ambas hijas de Rodolfo Walsh, quien con un grupo que llegó a esa esquina, a eso de las ocho de la noche, vio en la vereda varias cajas. Parecían contener desechos de algún vecino, a la espera de que las levantara el camión de la basura o un vagabundo. “Nos encontramos con platos adornados, de esos para poner en una pared, del Regimiento de Patricios y del Batallón 601, así como material interno del PTS y otros partidos de izquierda”, contó a Página/12 Gloria Pagés, del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (Ceprodh).

"Con audacia y con valor": un adorno del Batallón 601.

Allí mismo, la hija del autor de Operación Masacre mostró a los asistentes el material encontrado, que Pagés definió como “algo que parece una provocación, justo cuando lo mandan de vuelta a la cárcel a Etchecolatz y falta una semana para el 24 de marzo, y además estábamos cerca de un local del partido de Biondini”, el líder neonazi.

La marcha de anoche congregó a unas 200 personas. Además del Ceprodh estuvieron, entre otros grupos, La Cámpora e H.I.J.O.S. de La Matanza. “Esto es algo alevoso”, aseguró Pagés, quien perdió a su hermano en El Olimpo.

Material del PC paraguayo encontrado en una caja de cartón.

Hay un agregado que alimenta la suspicacia. Este año la marcha incorporó la casa de Corro y Yerbal, habiéndose iniciado hace pocos meses la querella encabezada por Myriam Bregman contra los responsables del operativo del 29 de septiembre de 1976, que se saldó con la muerte de la hija de Walsh y también de Alberto José Molinas Benuzzi, José Carlos Coronel, Ignacio José Bertrán e Ismael Salame. Ese día actuaron miembros del 601, y Bregman pertenece al PTS. Inteligencia militar y el partido de izquierda estaban claramente aludidos en el material encontrado anoche.

Un plato del Regimiento de Patricios: otra presencia inquietante en la esquina de Floresta.

“Es mucha casualidad, justo ayer, en una marcha aparece esto, a esa hora, cuando uno saca algo a la calle y al rato se lo lleva el camión de la basura o alguien que pasa. Y con material alusivo”, agregó Pagés, quien precisó que los papeles del PTS “son de circulación interna". También había papeles del Partido Comunista Paraguayo, como ejemplares de hace cinco años de un periódico partidario, y materiales de grupos como En Clave Roja y Convergencia Socialista. “Patricia quedó conmocionada, fue algo duro”, cerró Pagés sobre un material cuya aparición en ese lugar, a esa hora, no parece ser casual.