Nicolás Caputo, principal beneficiado por un contrato de explotación del Cerro Catedral
Una ayudita para los amigos
Con fuertes presiones de los gobiernos Nacional y de Río Negro, la empresa Vía Bariloche conseguiría la prolongación del contrato para explotar el Cerro Catedral por 38 años. La medida se lograría sin licitación internacional y sin estudio de impacto ambiental. Uno de los principales beneficiados será Nicky Caputo, quien conseguirá que los servicios básicos lleguen a su cerro San Martín para realizar un negocio urbanístico, que le vienen prohibiendo desde 2013. Marcos Peña fue interpelado por este tema el miércoles en el Congreso.

La concesión del Cerro Catedral podría extenderse por casi 40 años en manos de la empresa Vía Bariloche, de la familia Trappa, de fuertes vínculos con el presidente Mauricio Macri. Ese es el acuerdo que busca firmar Catedral Alta Patagonia (CAPSA), propiedad de Vía Bariloche, con el municipio de Bariloche y que a su vez beneficiaría a Nicolás Caputo, dueño del cerro San Martín y “amigo del alma” de Mauricio Macri.

Los vecinos y representantes de la oposición denunciaron que la medida se logrará sin una licitación internacional y que violentará el medio ambiente. En tanto, las audiencias públicas por la ratificación de la prolongación de la concesión siguen su curso y, tanto el gobierno nacional como el provincial, presionan al municipio para concretar el acuerdo, según trascendió desde ámbitos políticos de Bariloche. 

La empresa Vía Bariloche compró en 2011 Catedral Alta Patagonia a una sociedad entre Juan Cruz Varela y Natalia Lamota. En ese momento, la empresa ofreció realizar un proyecto inmobiliario en el cerro Catedral, que permitía que Caputo iniciara un desarrollo urbanístico en el lindero cerro San Martín. Este año se concretó la firma de ese negocio entre el intendente Gustavo Gennuso y los dueños de CAPSA, que le cede a Vía Bariloche la explotación del cerro por 38 años, según detalló el portal En estos días. 

El proyecto, que permite un desarrollo inmobiliario en 70 hectáreas ubicadas en la base del cerro, repercutirá directamente en el negocio de Caputo, porque la obra de extensión de los servicios como agua, luz, cloacas y gas, llegaría también a la base del cerro San Martín, propiedad de Caputo.

En 2013 el empresario había intentado aprobar un emprendimiento inmobiliario en la base de su cerro pero no tuvo éxito. La inexistencia de servicios en el lugar, así como la pretensión de construir en zonas prohibidas por la Ley de Bosques y la normativa local, le habían cerrado el paso a ese desarrollo.

Ahora todo eso puede cambiar, porque con la extensión de la concesión, Caputo obtendrá los servicios básicos que necesitaba en su cerro para llevar adelante su negocio inmobiliario, mientras que Vía Bariloche podrá hacer lo propio en el cerro Catedral

Mientras tanto, los vecinos y dirigentes de la oposición denunciaron la maniobra en las últimas audiencias y los legisladores rionegrinos criticaron al gobierno por la maniobra, a la que califican como un negociado. “Claramente señor ustedes vinieron a hacer plata, no vinieron a gobernar o administrar nuestro país. Ustedes vinieron a hacer negocios, como con nuestros recursos naturales, como con las tierras del sur que les gustan tanto, como ahora con las (tierras) del cerro Catedral”, manifestó la diputada María Emilia Soria a Marcos Peña durante el informe que el miércoles pasado brindó el Jefe de Gabinete en el Congreso. 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ