Hacia el Segundo Coloquio del TYA Internacional
Sobre toxicomanías, adicciones y neurosis

El sábado 31 de abril se llevará a cabo el Segundo Coloquio del TyA Internacional en Barcelona, en el marco del Congreso de la AM. Dirigirán el Coloquio Irene Domínguez y José Manuel Alvarez. El coordinador general de TyA, Fabián Naparstek, dice en el Argumento convocante al mismo: "Enganches y desenganches en las toxicomanías y las adicciones".

Desde el comienzo de la elaboración en el TyA hemos partido de la indicación de J. Lacan respecto de la droga y el hace pipi. Dicha indicación lacaniana nos ha ayudado por mucho tiempo a pensar la cuestión de las toxicomanías y en especial en el marco de las neurosis. La llamada tesis de ruptura ha marcado una época en nuestra elaboración. De hecho J.‑A Miller ha tomado dicha tesis para orientarnos respecto del goce toxicómano. Podríamos decir que ha sido la primera versión sobre las toxicomanías desde la orientación lacaniana elaborada por J.‑A. Miller. Sin embargo, son muchas las referencias dadas por J.‑A. Miller a lo largo de sus cursos y en diferentes charlas, coloquios o conferencias. Podríamos afirmar que su primera versión sobre las toxicomanías se encuentra enmarcada en la elaboración sobre el falo. Sin embargo, se puede indicar un segundo momento donde la referencia central ya no es sobre el falo, sino alrededor del pequeño objeto a. La época del partenaire síntoma nos trae una nueva versión donde la toxicomanía podría aparecer como un goce a‑sexuado.  Aquí se trata de la toxicomanía como un "anti‑amor". "La toxicomanía se pasa del partenaire sexual y se concentra, se dedica, al partenaire a‑sexuado del plus de goce"[5].  Se sigue de esto, que no se trata del falo, aunque la noción de una ruptura con el Otro del amor se encuentra subyacente. Es la prevalencia del a sobre el Ideal. No obstante, en la elaboración de J.‑A. Miller podemos encontrar un tercer momento donde ya no habla de toxicomanía, sino de adicción. En este caso no es en torno al falo o al objeto pequeño a, sino respecto del síntoma en términos del último Lacan. En efecto, en "El ser y el Uno", J.‑A. Miller vuelve sobre la cuestión a partir de la iteración del síntoma y a la adicción como el modelo del síntoma en tanto tal. Podríamos decir que se trata de un síntoma que está separado del Otro y vacío de sentido. Por lo cual aquí también tendríamos una noción de la adicción como modo de separación respecto del Otro. Pero, ya en este caso mucha más cercana a las prácticas de consumo en el campo de las psicosis, aunque no solo allí.

A la par de este recorrido, se puede decir que en la elaboración sobre las psicosis ordinarias y los inclasificables se pone también en cuestión la noción de la tesis de ruptura. Dicha tesis estaba enmarcada en una clínica dis‑continuista y en especial sobre la noción del falo. Sin embargo, es desde la perspectiva de una clínica continuista y flexible que nos permite pensar enganches y desenganches con el Otro en el campo de las toxicomanías y las adicciones.

*Fragmento del Argumento convocante. Coordinador General TyA.

 

 

 

 

 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ