Entre la expectativa y la resignación

Abril es el plazo máximo que se pone el gobierno provincial para que Nación defina los alcances del acuerdo por el pago de los fondos coparticipables. El plazo que ambas partes se habían puesto para sellar el abrazo se venció dos veces, pero las negociaciones continúan y desde el Ministerio de Hacienda santafesino aguardan que se resuelva a la brevedad, aunque no abundan gestos desde Casa Rosada. "Deberíamos llegar a un acuerdo este mes, en términos objetivos hay un incumplimiento del plazo límite fijado por el consenso. Cuanto más demoren, más preocupante sería el incumplimiento", apuntó el titular del área, Gonzalo Saglione (foto).

Para darle aval al pacto fiscal que firmaron todas las provincias menos una, lo único que pudo sacarle el gobernador Miguel Lifschitz al presidente Mauricio Macri fue el compromiso de enviar una propuesta de pago de los fondos de coparticipación que la Corte Suprema de la Nación determinó, a fines de 2015, que le corresponden a la provincia. Pero el macrismo no respetó los plazos y recién unos días después, con los tiempos vencidos, hizo una oferta, lejana o al menos distinta a los 50 mil millones de pesos que contaba la Casa Gris. "Gira en torno de dos componentes, obras y títulos. Seguimos discutiendo cuáles son las características de los títulos en cuanto a plazo de amortización, tasa de interés que paga, forma de la cual está nominado el título. En cuanto a obras, queremos una cláusula que nos garantice que el compromiso de obras que se esté asumiendo se vaya a ejecutar en un período que sea compatible con nuestras expectativas", explicó Saglione.

Desde la primera convocatoria ambas partes tuvieron "varios intercambios telefónicos, de correo, algunas conversaciones personales", pero entablaron reuniones específicas sobre el tema. El tiempo pasa mientras buscan acercarse a una propuesta que compatibilice a los dos gobiernos. Provincia espera la respuesta acerca de la cláusula tentativa que le envió a Nación respecto del tema obras, que las propone Santa Fe, pero deben tener la "conformidad final de ellos, en tanto y en cuanto van a asumir la responsabilidad de la ejecución".

"La falta de acuerdo no pasa por el monto, pasa más bien por cómo nos garantizamos que las obras se hacen y que características tienen los bonos. Si acordamos eso, el monto no sería un factor de dificultad. No son muchos los puntos por resolver, va a depender de la flexibilidad que tenga Nación para modificar alguna de las pautas que nos habían inicialmente planteado y nosotros les habíamos pedido que modifiquen. Si aceptaron nuestras modificaciones se puede llegar a un acuerdo. No son muchas en términos de cantidad, pero son importantes para que la propuesta sea atractiva para la provincia", añadió el ministro.

La intranquilidad está y no es menor. La Legislatura ya tomó el tema y pide explicaciones por la demora (ver aparte). "Hubo voluntad de ir acercando posiciones, de nuestro lado y del lado del gobierno nacional. Nuestra propuesta siempre fue que se incorporasen transferencias mensuales, trimestrales y aceptamos que en la medida que acordemos esos otros dos componentes (obra y títulos) estamos dispuestos a que no incluya componente en efectivo. Esa es una concesión que hemos planteado en pos de arribar a un gran acuerdo para la provincia en una mirada a más largo plazo", cerró Saglione.

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ