Tobogán Andaluz no para de tocar y busca el equilibrio
“Hay que dejar el boludeo”
En su disco “Fuego en las naves” la banda le canta a Higui, la joven presa por asesinar a uno de los ocho tipos que intentaron violarla.
Para Tobogán Andaluz, "la idea de tener una banda es viajar y tocar" (foto: Cecilia Salas).Para Tobogán Andaluz, "la idea de tener una banda es viajar y tocar" (foto: Cecilia Salas).Para Tobogán Andaluz, "la idea de tener una banda es viajar y tocar" (foto: Cecilia Salas).Para Tobogán Andaluz, "la idea de tener una banda es viajar y tocar" (foto: Cecilia Salas).Para Tobogán Andaluz, "la idea de tener una banda es viajar y tocar" (foto: Cecilia Salas).
Para Tobogán Andaluz, "la idea de tener una banda es viajar y tocar" (foto: Cecilia Salas). 
Imagen: Cecilia Salas

“Brilla en su cara golpeada/ una lágrima plateada,/ esa luna baila entre rejas/ con la sonrisa tapada./ Esta mierda de poesía/ no te da la compañía,/ deberías ponerte a mirar./ En la cárcel de mujeres/ pronto caerán las paredes,/ deberías ponerte a empujar” canta Facu en Lágrima de plata, el tercer tema de Fuego en las naves, el cuarto disco de Tobogán Andaluz: una colección de nueve canciones en las que la banda liderada por Facu Tobogán le canta a la juventud, al paso del tiempo, a la electricidad y a  Higui, Eva Analia de Jesús, presa por haberse defendido de un intento de violación: “El tema cuenta un poco poéticamente sobre la historia de Higui, que la quisieron violar entre ocho y terminó presa por haberse defendido y haber matado a uno”, explica Facu, uno de los compositores más interesantes y lúcidos de su generación. Luego de su debut con Viaje de Luz (2012), la banda que completan Federico Dopazo en bajo, Kater Tossounian en batería y Manuel Larisgoitia en guitarra viene editando un disco cada dos años y creciendo sin prisa y sin pausa con una propuesta a la vez accesible y autentica. “Empecé a los 18, pero ya a partir de los 13 había empezado a tocar en bandas punks: típica historia de un pibe de clase media con padres que se separan, que escucha a Nirvana y se pone a tocar punk. Después te aburrís del punk porque te das cuenta que es re careta y te pones a hacer folk, hasta que en algún momento te vas centrando en lo tuyo.”

El modo que Tobogán Andaluz se centró fue tocando. “De acá a julio, tenemos fechas todos los fines de semana, algunas veces, dos shows el mismo fin de semana. El año pasado tocamos 44 años”, apunta Manuel, guitarrista que se sumó en el disco anterior (antes eran un trío). Facu: “mi idea de tener una banda cambió radicalmente cuando empezamos a salir de gira –ya anduvieron por México, Chile y Perú–, quedarse tocando acá es como monopolizar tu mensaje… la idea de tener una banda es viajar y tocar; de última, antes íbamos de gira en micro y ahora, en avión”. 

A coro ambos admiten que la banda con la que más les gusta compartir escenario es Atrás Hay Truenos. Facu: “son la mejor banda, manejan algo muy zarpado que no sé qué es, que debe ser de Neuquén”. Justamente fue escuchando Bronce, el excelente ultimo disco de los Truenos, que decidieron aceptar la propuesta de ser producidos por Diego Acosta y editados por el sello Discobabydiscos.

Facu: “lo que más me interesa, y creo que es súper necesario para seguir tocando mucho tiempo más, es tratar de buscar un equilibro. No me quiero apresurar a hacer cualquier pelotudez. Diego vino con la propuesta de armar un sello, invirtió un tiempo y un dinero y nos grabó. Hay gente que tiene una gran confusión sobre lo que es un sello, creen que por subir un disco a un sitio de Internet, eso ya es un sello. En estos 8 años ya me pasaron muchas cosas: me pasó de creérmela en algún momento, o de tomar un montón de drogas. Ya hice todo eso y creo que hay que dejar el boludeo y verlo como un trabajo, no intentar ser un rockero porque eso no te lleva a ningún lado: hay que trabajar y estar atento todo el tiempo”.

Tobogán Andaluz presentará Fuego en las naves el 12 de mayo en función doble: a las 21:30 y a las 23:30h en La Tangente, Honduras 5317.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ