Los investigadores volvieron a protestar frente al Ministerio de Ciencia
Demoras para cumplir lo pactado
El viernes habían prometido que ayer publicarían las listas de quiénes accederían a las becas del Conicet. Como eso no sucedió ni obtenían respuesta de los funcionarios, volvieron a cortar la calle. Recién entonces colgaron los nombres.
Los científicos e investigadores del Conicet retomaron las protestas por un rato.Los científicos e investigadores del Conicet retomaron las protestas por un rato.Los científicos e investigadores del Conicet retomaron las protestas por un rato.Los científicos e investigadores del Conicet retomaron las protestas por un rato.Los científicos e investigadores del Conicet retomaron las protestas por un rato.
Los científicos e investigadores del Conicet retomaron las protestas por un rato. 
Imagen: Leandro Teysseire

Los científicos e investigadores volvieron a manifestarse frente al Ministerio de Ciencia y Tecnología que dirige Lino Barañao. Esta vez fue por el retraso en la presentación de los nombres de quiénes accederían a las becas del Conicet: doctorales, posdoctorales y de finalización de doctorado. Este año se dieron 2800 becas, contra las casi 3200 del año pasado. Un dato que puede hacer estallar un nuevo conflicto, las organizaciones están “analizando” los números. 

Luego de haber tomado por cuatro días el ministerio y conseguir que no se despida a los 489 becarios que debían ingresar a la carrera de investigación, los científicos volvieron a hacerse notar. La toma les dio fuerza para continuar movilizados en sus reclamos. Según se comprometieron los funcionarios el viernes pasado mientras se firmaba el acta acuerdo, esos nombres deberían haber sido puestos el lunes en la página web del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). Luego de que los manifestantes anunciaran un corte de calle, bajó un miembro del directorio del Conicet y les avisó que en breve colgarían los nombres en la página. Finalmente cumplieron.

“Nos fuimos a quejar por el incumplimiento de un compromiso verbal que tuvieron con nosotros el día que firmamos el acta de acuerdo”, explicó a PáginaI12 Alejandro Muntó, miembro de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP), organización que encabezó la toma. Muntó dijo que no era un tema que tuviera que ver estrictamente con el conflicto, pero que es “algo aledaño”. Los funcionarios se habían comprometido a publicar los nombres de los becarios el 20 de diciembre, pero después, en medio de la toma, se negaron a hacerlo hasta que no se levantara. El día que la toma se levantó, adelantaron que el lunes 26 estaría el listado.

Cerca del mediodía de ayer, Miguel Ángel Laborde, vicepresidente del directorio del Conicet, recibió a los representantes de las organizaciones presentes (JCP, Científicos y Universitarios Autoconvocados, y estudiantes de Ciencias Exactas de la UBA) y les dijo que no tenía “garantías” de publicar hoy (por ayer) los nombres de los becados. Los científicos respondieron que no se irían si no había una respuesta concreta. Pasaron un par de horas y no había ninguna respuesta, por lo que anunciaron un corte de calle. Instantáneamente, luego del anuncio, Laborde se acercó a comentar que estaban subiendo los nombres. Finalmente lo hicieron y todo volvió a la normalidad. 

“Miles de personas que nos anotamos estuvimos todo el lunes esperando que sean publicados los nombres, pero no pasó. Estamos muy preocupados, por eso nos movilizamos al ministerio, para exigir una respuesta de las autoridades”, contó Ezequiel Galpern, de la Corriente Nacional 12 de Mayo, quien se postuló para una beca y fue víctima del retraso de la información. Para Galpern, el Gobierno quiere ajustar en ciencia y el principal lugar donde hacerlo es el Conicet. Además, dijo que la lucha de la semana pasada mostró que “luchando en unidad se consiguen victorias”, y ese debería ser el ejemplo para el año que viene, “porque el macrismo viene con todo”.

Sobre el número de becarios, que se conoció recién ayer, Muntó dijo que deben esperar a “estudiarlos más en fino y ver en asamblea qué acciones realizar”. “El Gobierno viene atravesando una crisis –remarcó–, la salida de Prat-Gay refuerza eso. El conflicto de la semana pasada fue un empujón fuerte para colaborar en ese desequilibrio”.