Movilización feminista y 15 facultades tomadas en Chile contra la violencia machista
Marcha y tomas para educar la educación
El 27 de abril fue tomada la Facultad de Derecho en Santiago de Chile en reclamo contra un docente. Siguieron 14 tomas. Ayer, la protesta se coronó con una marcha masiva en la capital y replicó en Valparaíso, Valdivia y Concepción.
La CoFeU subrayó que fue la primera marcha estudiantil convocada sólo por una educación no sexista.La CoFeU subrayó que fue la primera marcha estudiantil convocada sólo por una educación no sexista.La CoFeU subrayó que fue la primera marcha estudiantil convocada sólo por una educación no sexista.La CoFeU subrayó que fue la primera marcha estudiantil convocada sólo por una educación no sexista.La CoFeU subrayó que fue la primera marcha estudiantil convocada sólo por una educación no sexista.
La CoFeU subrayó que fue la primera marcha estudiantil convocada sólo por una educación no sexista. 
Imagen: AFP

Miles de personas marcharon en Santiago de Chile contra la violencia machista y el sexismo en la educación. La movilización fue convocada por dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) y por la Coordinadora Feminista Universitaria (Cofeu), quienes la calificaron de histórica por ser la “primera vez que se levanta una marcha estudiantil sólo para la educación no sexista”. También hubo marchas en otras ciudades chilenas como Valparaíso, Valdivia y Concepción.

Hace dos semanas que las estudiantes tomaron 15 facultades de todo el país  a raíz de casos de abusos sexuales, malos tratos y conductas machistas por parte de docentes, estudiantes y autoridades de dichas casas de estudio. La Facultad de Derecho de la Universidad de Chile fue la primera en adoptar la medida de lucha el 27 de abril. Reclaman que la institución aparte de su cargo al profesor Carlos Carmona, ex presidente del Tribunal Constitucional, quien fue denunciado por acoso sexual por una alumna.

La marcha comenzó a las once de la mañana en la Plaza de Italia, ubicada en el centro de la capital chilena, y avanzó por la avenida del Libertador Bernardo O’Higgins, pasando frente al Palacio de la Moneda. Las estudiantes desplegaron carteles con consignas como “macho no se nace, la educación chilena lo hace”, mientras que un grupo de jóvenes se visitó con hábitos de monja cortos y traslúcidos con un letrero que decía “Mujeres empoderadas. Ni la UC nos para”.

Las estudiantes realizaron una petición en la que demandan la creación de un protocolo único, expedito y eficiente de atención de denuncias de abuso sexual en el ámbito educacional. Piden, además, que profesores, alumnos y personal administrativo hagan una capacitación de carácter obligatorio acerca de temas de feminismo e igualdad de género y cambios en las currículas para que se incluyan más mujeres en el cuerpo docente y en la bibliografía de las carreras.

Entre las universidades que se plegaron a las medidas de fuerza se encuentra la Universidad Católica. Mujeres de esta institución firmaron una carta pública en la que contaron las actitudes y frases machistas que han sufrido por parte de profesores y compañeros varones. Entre los ejemplos que citan están: “Señorita, ¿qué hace con ese escote? ¿Usted vino a dar una prueba oral o a que la ordeñen?” o “Cuando el hombre ve a una mujer y siente ganas de violarla, no es más que un desorden de sus inclinaciones naturales”.

Josefina Letelier, alumna e impulsora del movimiento en la Católica, dijo que las frases recopiladas son “un reflejo de que hemos llegado a naturalizar la agresión y violencia que sufrimos de manera permanente. Profesores de nuestra facultad le llegan a dar fundamentos filosóficos al hecho de que la mujer debiera permanecer en la casa”. En el documento las estudiantes exigen “detener la violencia que se perpetúa a través de la educación, manteniendo a la mujer y a las disidencias sexuales en una posición de inferioridad y vulnerabilidad”.

En paralelo a la marcha, el ministro de Educación, Gerardo Varela, se reunió con varios rectores para trabajar en un protocolo contra abusos en las universidades. Sin embargo, esta medida ha sido calificada como insuficiente por la Confech.

La protesta, autorizada por la Intendencia de Santiago, transcurrió sin incidentes hasta su tramo final, cuando varios encapuchados comenzaron a lanzar objetos a carabineros, quienes contestaron con carros lanzando agua y gases lacrimógenos. Las fuerzas de seguridad arrestaron a algunos agresores, aunque todavía no hay una cifra oficial.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ