Represión en Cresta Roja

La Gendarmería reprimió a los trabajadores de Cresta Roja, que mantenían un bloqueo en la planta, frente a la ruta 205, en repudio al plan de despidos –que alcanza a 800 personas– presentado por la empresa y avalado por el Ministerio de Trabajo. Con una megaoperativo de más de 2 mil efectivos de la Gendarmería y la Policía Bonaerense ayer a la madrugada fueron desalojados unos 300 trabajadores que mantenían un bloqueo desde hacía quince días. Las fuerzas de seguridad usaron balas de goma, gases lacrimógenos y tanques hidrantes. “Eramos 300 operarios que estábamos en la puerta de la planta manteniendo el bloqueo. A las 4 de la mañana llegaron muchísimos gendarmes y nos empezaron a correr. Nos dijeron que eran 2400 efectivos. No estábamos cortando la ruta y nos empezaron a tirar con todo. Fue brutal”, le contó a PáginaI12 Daniel Vega, trabajador y dirigente gremial de Cresta Roja. Dos trabajadores fueron detenidos y otros dos se descompusieron producto de los gases.