El ensayo, momento de creación

¿Cómo buscan los temas, cómo es el trabajo conjunto?

Teresa Parodi: –Es un momento de creación, verdaderamente. Por ejemplo, en mi último disco (Todo lo que tengo) yo grabé “Aguafuerte”, con Liliana como invitada, en base a lo que salió acá, en el ensayo. No existía antes, no estaba pensado así, y hasta fe casual que apareciera ese tema, en ese momento. Estábamos ensayando para un concierto, yo le muestro el tema, Liliana enganchó una idea, un recorrido posible, Pedro Rossi cazó la guitarra, hizo un acorde, Liliana dijo, ahí, ahí... empezamos a cantar y empezó a tejerla. Y quedó, nueva, maravillosa. Fue increíble pero muy lindo. 

Liliana Herrero: –Era un texto de un poeta paraguayo que yo no conocía, Elvio Romero. Ahí yo me enteré de que Romero había venido exiliado desde el Paraguay, huyendo de la dictadura de Stroessner, que murió en Buenos Aires, que su mujer iba asiduamente la Biblioteca Nacional, cuando Horacio (González, su pareja) era director. Entonces apareció un horizonte cultural emocionante para poder cantar en esa canción. Pero antes de saber eso, a mí me encantó de entrada. Y bueno, apareció esa chispa, que no siempre aparece. O que por ahí aparece, se te va, y después la retomás y aparece otra... 

–¿Y esa canción va a estar en el concierto? 

T. P.: –Y, sí. Además tiene una actualidad conmovedora, brutal: “Toda la patria en el suelo sobre dos palos en cruz”. El lo escribió para su país, pero creo que hoy América entera está en el suelo. Y que la tarea es ponerla de pie. Me costó mucho, como dice Liliana, encontrarle la chispa. Yo lo conocí a Elvio, tuve la suerte de tener charlas memorables con él, y tenía ese poema desde hacía muchos años, lo amaba. Pero nunca me bastaba la música que le ponía, la bochaba yo sola. Hasta que un día, de golpe, sin qué ni para qué, apareció. De golpe lo empecé a tocar la guitarra y a cantar, y salió entera, de un tirón. Era la música que había estado resonando en mí todo ese tiempo, en mi cabeza y en mi corazón, que finalmente pudo salir. 

–¿Qué otros autores y canciones tienen que estar en esa “memoria ineludible” que plantean?

L. H.: –Zitarrosa va a estar, muchos factores, entre otros que fue amigo de Teresa, y que cantó con ella. Después vamos a cantar una zamba muy hermosa de los 60, “Zamba de los humildes”, de donde sacamos el título del espectáculo. Es de Oscar Matus y de Tejada Gómez. Hay un video muy hermoso de Mercedes, muy joven, en el medio como los cerros, cantando esa zamba. Nos gustó eso también. Y esa frase que nos representa: “Si hay que esperar la esperanza, más vale esperar cantando”.