Reclamaron que haya movilización en la huelga del 25 de junio
Paro de las CTA y Camioneros con mensaje a la CGT
La marcha congrega a miles de personas.La marcha congrega a miles de personas.La marcha congrega a miles de personas.La marcha congrega a miles de personas.La marcha congrega a miles de personas.
La marcha congrega a miles de personas. 
Imagen: Twitter Hugo Yasky

La jornada de paro y movilización de las dos CTA, Camioneros, la Corriente Federal y los movimientos sociales cerró con un desafío abierto a la cúpula de la CGT, a la que le exigieron movilizarse en el paro del próximo 25 de junio, y anticiparon la intención de disputar la conducción de la central sindical. "Las dos CTA hemos recibido el compromiso de ir a una gran unidad del movimiento obrero", destacó el titular de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, y nominó al secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, y al líder de la Corriente Federal, Sergio Palazzo, como posibles conductores en esa reunificación. Además, se lazó bajo la consigna "la patria existe, fuera el FMI" una convocatoria multisectorial para el 9 de Julio en la 9 de Julio. 

El primero en tomar la palabra en la Plaza de Mayo fue Moyano, quien destacó la adhesión total del paro de camiones y docentes, y anticipó la profundización del plan de lucha de su sector. "Le decimos a los empresarios que no se dejen presionar por el Gobierno porque si no recibimos una respuesta por el 27 por ciento (de aumento salarial) vamos a ir al paro el 25, 26 y 27 de junio", advirtió Moyano, confirmando la adhesión al paro del lunes 25 convocado por la CGT.  

El dirigente camionero criticó al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y subrayó uno de los cinco puntos exigidos por la cúpula de la CGT que fueron rechazados por el Gobierno antes de que se anunciara el demorado para del 25 de junio. "Triaca dice que no se puede eximir de impuesto el medio aguinaldo porque tienen que recaudar 100 millones. Que se los saque a las mineras, al campo, a los funcionarios que tienen la plata afuera, pero no a los trabajadores", le apuntó.   

A su turno, frente a los miles de trabajadores que marcharon a Plaza de Mayo, Yasky y el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, apuntaron directamente contra la cúpula de la CGT a la que le exigieron cambiar la modalidad del paro del 25 y salir a las calles. "Sin lucha no se hubiese conseguido el aumento del 15 al 20 por ciento", advirtió Micheli, en referencia al decreto presidencial que habilita un aumento automático para las paritarias y que el Gobierno intentó utilizar como prende de negociación para evitar el paro general anunciado, tras varias idas y vueltas, por la cúpula sindical. 

"Acá no estamos discutiendo el nivel de acatamiento del paro sino la dignidad de cumplir con la palabra. No sirve construir unidad para después no convocar a los trabajadores a luchar, a salir a la calle. Anoche, las compañeras nos dieron un ejemplo, más de un millón, con su pañuelo verde. Si no había un millón de compañeras, la ley no salía", insistió Micheli, al reivindicar la histórica movilización del movimiento feminista que entre la tarde de ayer y la mañana de hoy siguió fuera del Congreso la votación de la media sanción de la despenalización y legalización del aborto. 

Con el mismo tono, Yasky fue el encargado del cierre de la jornada y de reforzar la postura frente a la cúpula de la CGT. "Vamos a ir al paro general del 25, porque la unidad de los trabajadores tiene que ser el gran objetivo", abrió el dirigente de la CTA de los Trabajadores y destacó que las dos CTA —un tercer sector de ese gremio está encabezado por el titular de ATE nacional, Hugo Godoy— recibieron "el compromiso de ir a una gran unidad, queremos ir a la CGT". Pero advirtió que  debe ser "una CGT que tenga una conducción al servicio de la lucha de los trabajadores, que tenga un programa de lucha social y política para la clase obrera, una CGT con dirigentes como Moyano y Palazzo, con la decisión de pelear contra el ajuste".

En la plaza escuchaban no solo los docentes, estatales, camioneros, bancarios y Metrodelegados sino también los movimientos sociales —CTEP, CCC, Barrios de Pie, Tupac Amaru, Federación Tierra y Vivienda— para quienes Yasky insistió en incorporarlos a la CGT. "Queremos que la CGT represente al conjunto de la clase trabajadora. Si esa CGT representa a todos y tiene una conducción al servicio de los trabajadores allí vamos a hacer unidad", sentenció el titular de la CTA de los Argentinos.  

Por último, Yasky fue el encargado de convocar a una movilización multisectorial para el próximo 9 de Julio en la avenida 9 de Julio bajo el lema "la Patria existe, fuera el FMI". El dirigente docente advirtió que el plan del FMI volverá a cargar contra los derechos laborales, sobre lo que aseguró "la reforma la van a tener que meter en los cajones", y pidió que trabajadores, estudiantes, movimientos sociales y el movimiento feminista estén presentes el 9 de Julio para  mostrarle "a la directora del FMI (Christine Lagarde), que quería ver el compromiso de la sociedad con el acuerdo con el fondo, que hay un país luchando".