El gobernador de Chubut se comprometió a permitir la ceremonia por el Año Nuevo mapuche
Reclamo de Madres por Jones Huala

El gobernador de Chubut Mariano Arcioni afirmó que ya dio las ordenes para que se cumplan los pedidos de Facundo Jones Huala, el lonko de la comunidad mapuche Pu Lof de Resistencia Cushamen, cuya salud se está agravando en la cárcel por una huelga de hambre. La decisión llegó gracias a un reclamo de las Madres de Plaza de Mayo, quienes se presentaron esta mañana en la Casa de la Provincia de Chubut en Capital Federal para hacerles llegar a Arcioni su preocupación a través de una carta. 

Hebe de Bonafini, titular de la Asociación, entregó a las 10 una misiva al coordinador de esa entidad y le solicitó que se comunicara por teléfono con Arcioni, mientras aguardaban sentadas en el hall del lugar. Desde allí Bonafini logró comunicarse telefónicamente con Huala y le rogó: "Por favor, tomá agua querido, no te dejes morir".

Poco después llegó el llamado de Arcioni en el que confirmó que dejarán a Huala realizar los rituales por los que había iniciado la huelga. "Le agradezco mucho, para nosotros es muy importante que se salve una vida porque otra muerte mas es demasiado",  le respondió la referente de Derechos Humanos, quien aprovechó para hacerle otro pedido: "Todo lo que pueda hacer para saldar la deuda con esa pueblo será agradecido, dejen de perseguirlos por favor". 

En su carta, Bonafini pidió a Arcioni que Huala, preso en esa provincia, pueda realizar su ritual por el Año Nuevo mapuche y “no ocurra una muerte injusta en su huelga de hambre”. Huala hace más de dos semanas que inició una huelga de hambre luego de que el Servicio Penitenciario le negara la realización de la ceremonia del Wiñoy Tripantu (año nuevo indígena) dentro del penal. El ritual, según la práctica ancestral, requiere de la presencia de una cantidad de personas superior a la que las autoridades penitenciarias aprobaron el ingreso.

Huala consideró que le habían faltado el respeto e inició las medidas de fuerza, que agravó hace dos semanas al comunicar que tampoco consumiría líquidos. Ayer su situación de salud empeoró y estuvo a punto de ser trasladado desde la Unidad 14 de Esquel porque comenzó a fallarle un riñón, en el que tiene un tumor. En ese momento su madre Isabel Huala informó que habían cesado los vómitos pero padecía fuertes dolores de cabeza y mareos.

"Te necesitamos bien, afuera y tu madre también te necesita y la lucha de ustedes es muy importante", le dijo Bonafini esta mañana al Lonko por teléfono, mientras aguardaba una comunicación con el gobernador. Durante esos breves minutos, la titular de Abuelas resaltó que dejar la huelga no implica "echarse para atrás". "Sos un ejemplo para un montón. Por favor, no mueras por esto", insistió Bonafini. 

Como si estuviera hablando con un hijo, le pidió que tomara agua "poquito a poquito". "Pedile a tu dios que te ayude a reflexionar en este momento y que sea para salvarte. La vida tiene un valor incalculable. No vale la pena morir por algunas cosas. Si vos estas vivo vas a poder luchar por tus compañeros, ellos te necesitan vivo y no muerto", enfatizó Hebe, quien agregó: "Ya sabemos las madres lo que es la represión, el horror, el dolor, pero también sabemos que uno vale cuando esta vivo, cuando puede luchar por los demás, sino es una muerte mas".

En su convocatoria a la casa de Chubut, las Madres resaltaron ayer que "se solidarizan con el Lonko y abrazan a María Isabel Huala, su madre, en este momento tan difícil”. Por la noche, Hebe de Bonafini grabó un video en el que anunció la actividad de esta mañana. “Escuche a la mamá de Facundo y estaba desesperada, se sentía muy sola”, comenta en el video, en el que puntualiza que “hace 7 días que está haciendo huelga de hambre y hace tres que la empezó seca”.

La titular de Madres aseguró que con la medida de esta mañana buscan que “se sienta acompañada” y enfatizó que llegaron hasta la Casa de la Provincia de Chubut “para pedir lo mismo que pide él, hacer su ritual, lo que ellos creen y no se lo dejan hacer. También pide que no sigan golpeando a sus compañeros mapuches, que no los persigan más, que los persiguen porque son negros y pobres porque las tierras son de ellos”, agregó.

Jones Huala es el líder político y espiritual de la comunidad mapuche Resistencia en Cushamen, Chubut, y su extradición a Chile –reclamada por el incendio de una propiedad en una causa donde todos los acusados ya fueron absueltos– fue dispuesta por el juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Villanueva, medida recurrida que espera definición en la Corte Suprema.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ