Desde hoy, los artistas y bandas pueden usar “.musica.ar” en la web
La música argentina tiene dominio propio
El Instituto Nacional de la Música y NIC Argentina lanzaron este “subdominio de nivel superior” que permitirá intensificar la presencia de los músicos nacionales en la red global.
En la presentación, Dunayevich y Boris destacaron la importancia del proyecto.En la presentación, Dunayevich y Boris destacaron la importancia del proyecto.En la presentación, Dunayevich y Boris destacaron la importancia del proyecto.En la presentación, Dunayevich y Boris destacaron la importancia del proyecto.En la presentación, Dunayevich y Boris destacaron la importancia del proyecto.
En la presentación, Dunayevich y Boris destacaron la importancia del proyecto. 

Tras un año de actividades varias, el Instituto Nacional de la Música redobla sus apuestas para el 2017. El primer paso es la inauguración de un dominio de Internet que, bajo el nombre de musica.ar, tiene como fin primero y último intensificar la presencia de la música nacional en la red global y, a la vez, reforzar los lazos entre actores de la comunidad vinculada al arte de las musas. Esto es, entre artistas, grupos, medios de comunicación, estudios de grabación, establecimientos, disquerías, espacios para la música en vivo, instituciones de enseñanza y discográficas. El acto para el lanzamiento del “subdominio de nivel superior”, que se activará a partir de hoy, se desarrolló en el Museo del Libro y de la Lengua de CABA, y participaron el presidente del Inamu, Diego Boris, y el director de NIC Argentina, Julián Dunayevich. Boris destacó que el proyecto no es sólo para los músicos sino para toda la actividad musical argentina, mientras que Dunayevich habló de otro de los objetivos: buscar un modelo de crecimiento de internet económico, que no implique “llenarse de dominios”.

La iniciativa cuenta con el apoyo de variopintas organizaciones, asociaciones, sindicatos y referentes vinculados a la actividad musical. “La creación de musica.ar será un instrumento digital de gran valía para todos y les deseamos un crecimiento permanente en la seguridad de que la música tiene valor”, dijo, comunicado mediante, el secretario general de Sadaic, Víctor Hugo Yunes. También se enviaron adhesiones desde la Cámara de Clubes de Música en Vivo (Clumvi), la Asociación Civil de Managers Musicales Argentinos (Acma), la Federación Argentina de Músicos (FAM), la Federación Argentina de Músicos Independientes (FAMI), y el Sindicato Argentino de Técnicos Escénicos (SATE), además de varias organizaciones de músicos independientes del país como la Unión de Músicos Independientes (UMI ); la UEMI (algo parecido, pero de Entre Ríos); o los Músicos Independientes Asociados de Salta (MIAS), entre otras. Asimismo, envió su testimonio alguien que algo sabe de ésto: Litto Nebbia. “Esta situación permitirá identificar en las redes a los diferentes actores del quehacer musical, y así mejorar la comunicación y difusión de sus actividades”, dijo el rosarino. También adhirieron Soledad Pastorutti, Rocambole, Nito Mestre y Raúl Porchetto.

Todos aquellos interesados en utilizar el dominio, deben solicitarlo a NIC Argentina, con el único requisito de estar registrados en el Registro Único de Músicos y Agrupaciones Musicales Nacionales, o en el Registro de la Actividad Musical, ambos pertenecientes al Inamu. La inscripción es gratuita, se realiza a través de la página del instituto (inamu.gob.ar) y su intención central se suma a las del racimo de gestiones que el Inamu ha tenido a lo largo del año pasado. Entre ellas se cuentan la convocatoria de fomento 2016 (que benefició a 1362 músicos y solistas de todo el país); la publicación del Manual de Formación Número 4 (Prevención de Riesgos Escénicos), que continua la zaga de los manuales de formación integral para los músicos; la muy bienvenida recuperación del catálogo histórico de Music Hall (más de mil quinientos discos, muchos de los cuales ya fueron reeditados en vinilo); y los beneficios para músicos registrados. Además, el organismo generó el taller internacional Como vivir de la música; 63 charlas, 14 clínicas de perfeccionamiento y 15 talleres que se dieron en varias provincias, y puso en funcionamiento las seis sedes regionales conformadas por 62 organizaciones de músicos con personería jurídica y gremial. Todo, claro, gracias a la imprescindible Ley de la Música.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ