Diez detenidos por robar en los equipajes en el aeropuerto de Ezeiza
La banda de los “abrevalijas”
Una investigación de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que duró 14 meses, con 21 allanamientos, determinó la aprehensión de empleados de Aerolíneas Argentinas, Intercargo y de la Aduana por robos en las valijas y contrabando.
Artículos electrónicos, joyas, perfumes... los “abrevalijas” se llevaban todo lo que podían vender.Artículos electrónicos, joyas, perfumes... los “abrevalijas” se llevaban todo lo que podían vender.Artículos electrónicos, joyas, perfumes... los “abrevalijas” se llevaban todo lo que podían vender.Artículos electrónicos, joyas, perfumes... los “abrevalijas” se llevaban todo lo que podían vender.Artículos electrónicos, joyas, perfumes... los “abrevalijas” se llevaban todo lo que podían vender.
Artículos electrónicos, joyas, perfumes... los “abrevalijas” se llevaban todo lo que podían vender. 

Detuvieron a diez personas acusadas de integrar una banda de “abrevalijas” que operaba en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. El procedimiento policial se realizó después de una investigación de 14 meses que consistió en 21 allanamientos que llevó adelante la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Los sospechosos son empleados de las empresas Aerolíneas Argentinas e Intercargo y de la Aduana.

“Es una investigación que tiene un año y medio y surge de un anónimo que dijo que había un grupo que estaba robando mercadería en Ezeiza”, le dijo a PáginaI12 el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, quien está a cargo de la causa.

Según los investigadores, la banda, integrada por dos trabajadores de Aerolíneas Argentinas, siete de Intercargo (empresa nacional encargada del handling) y uno de la Aduana, robaba objetos de los equipajes de los pasajeros para luego comercializarlos. También lucraban con elementos ingresados de contrabando. “Hay un grupo que robaba cosas de las valijas y otro que se dedicaba al contrabando”, dijo Villena. 

Luego, uno de los integrantes de la banda, que trabajaba como chofer en Aerolíneas Argentinas, está señalado como el encargado de la logística: además de sustraer los elementos, los acopiaba y los vendía, o los entregaba para revender en locales comerciales de la zona. “Empezamos a intervenir teléfonos y encontramos que una persona de Aerolíneas usaba una camioneta con doble fondo que era el que les sacaba las cosas a todos”, sostuvo el juez federal. El vehículo salía del aeropuerto por una puerta lateral.

Por el momento, las autoridades de la aerolínea de bandera informaron que tomarán las medidas disciplinarias correspondientes, solo en el caso de que “se pruebe la culpabilidad de sus empleados”.

Para detener a la banda de “abrevalijas”, se realizaron 21 allanamientos, cuatro de ellos en el Aeropuerto de Ezeiza, y otros 17 en las localidades de Monte Grande, Claypole, El Jagüel, Ezeiza, Lomas del Mirador, Isidro Casanova, Berazategui, Luis Guillón y Lomas de Zamora.

Durante los allanamientos, la PSA secuestró tres vehículos, 100.000 dólares y 150.000 pesos en efectivo, nueve armas de fuego, elementos electrónicos (teléfonos celulares, tablets, cámaras de foto, notebooks, GPS, televisores, consolas de juego, entre otros), 57 kilos de bijouterie, 46 relojes de lujo, 66 perfumes y 29 pares de anteojos

Los detenidos y el material secuestrado quedaron a disposición del juez Villena, que indagará a los sospechosos, quienes se encuentran incomunicados. Fuentes judiciales señalaron que continuarán los allanamientos y no se descartan más detenciones en las próximas horas. La causa tiene secreto de sumario, pero Villena aseguró que “es mucho más compleja de lo que parece”.

El año pasado, el magistrado estuvo a cargo de una causa similar. Catorce empleados de la empresa de seguridad GPS fueron detenidos en Ezeiza acusados de pertenecer a una asociación ilícita que abría los equipajes de los pasajeros y les robaba elementos de valor. Este grupo de “abrevalijas” estaba integrado por once hombres y tres mujeres que operaban en la Terminal C, donde despegan y aterrizan los vuelos de Aerolíneas Argentinas.

En el caso de esta banda, los operadores del scanner marcaban las valijas que tuvieran objetos de valor. Después, en el patio de valijas estaban las personas encargadas de abrir los equipajes, mientras otros hacían de “campana”. A diferencia de la banda actual, éstos sacaban los elementos en sus propias mochilas y los vendían afuera, especialmente a través del sitio Mercado Libre.

En esa ocasión, la PSA requisó los vestuarios, armarios y vehículos de los detenidos y secuestró perfumes, teléfonos celulares, cámaras de fotos, anteojos de sol y cámaras Go Pro, entre otros objetos presuntamente robados. Durante los allanamientos a los domicilios de los involucrados, también encontraron dos armas de fuego, 135 gramos de marihuana, nueve plantas de cannabis sativa y dinero en efectivo.

Informe: Ludmila Ferrer.

Escriben hoy:
Escriben hoy:
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ