Protesta frente a la Fundación de los Whpei
Sin sueldos ni perspectivas en LT3

Trabajadores y trabajadoras de LT3 se movilizaron ayer en la esquina de Sarmiento y Santa Fe, donde funciona la Fundación para la Democracia Internacional, presidida por Guillermo Whpei, titular de la licencia de la radio, para reclamar respuestas ante atraso de salarios e incertidumbre en la continuidad laboral. Las y los periodistas de la primera emisora de radio del interior del país están en alerta y movilización ante los “constantes incumplimientos por parte de la empresa” Rosario Difusión S.A.. El reclamo es porque “no se pagan los sueldos en término, los pagos se hacen en cuotas, sin previsibilidad, a destiempo y de manera irregular. Además, no realizan aportes patronales de obra social ni seguridad social”. Tampoco dan respuestas concretas sobre la continuidad de la empresa. “Guillermo Whpei hace negocios con LT3 pero no paga salarios”, rezaban los carteles de la Intersindical de Medios.

Luego de cuatro años en manos de los hermanos Guillermo y Fernando Whpei, se indicó que la emisora fue adquirida por Vórtice Productora Multimedios, con César Giancrisostemi como nueva cara visible. Sin embargo, distintos rumores señalan que los titulares siguen siendo los hermanos Whpei. Edgardo Carmona, secretario general del Sindicato de Prensa de Rosario hizo un repaso de la situación: “Esto viene de largo tiempo. En mayo comenzaron las movidas de una supuesta venta de acciones que presentan a César Giancrisostemi como titular de Rosario Difusión, con la venta de la licencia. Nosotros tuvimos acceso al expediente del Enacom y no autorizó el traspaso de las acciones. Desconocemos si hay alguna documentación privada, por eso estamos acá –en la vereda de la fundación para la Democracia Internacional-, porque en el registro, en el rechazo del traspaso, uno de los responsables sería Guillermo Whpei, y el tenedor de las acciones que es Giancrisostemi, no aparece hace nueve meses, no da la cara, no da respuestas. Todo es muy sospechoso e irresponsable en esta transacción comercial”, dijo. El sindicalista agregó que “la radio funcionó muy bien durante cuatro años y después, con estos cambios, cuando Whpei invierte en Rivadavia, luego estalla ese negocio y se viene complicando”.

Al mismo tiempo, Carmona dijo que hay datos acerca de que “este grupo habría comprado medios en el sur, aunque no tenemos certezas, así que todo es realmente muy raro. La radio no solo sufre un juicio de desalojo sino que no hay inversión, no hay mantenimiento, la estructura de funcionamiento está colapsando, así que realmente la situación es muy grave y se agrega que pagan mal los salarios: deben el 70 por ciento del sueldo de mayo, todo junio y están sin aguinaldo. Sin perspectivas, que es lo más grave”.

El caso llegó al Ministerio de Trabajo, pero “no hay propuestas concretas, no se habla de un plan de pagos, ni de continuidad. La radio está en peligro como fuente de trabajo y es una de las tres AM comerciales de Rosario. Se pierden lugares y se pierde pluralidad. Es sospechoso que hoy no aparezca nadie como responsable. Son 47 compañeros que no están cobrando”.

Para Carmona, en medio de una crisis general que golpea a los medios del país, ya se calcula que son 3500 los trabajadores y trabajadoras de prensa del país que fueron despedidos. “La situación es difícil, pero lo de LT3 tiene particularidades. Hay como un abandono, alguno podría decir vaciamiento, desidia. Es difícil ponerle un título. Comprar una empresa y no aparecer, es cuanto menos sospechoso”, aseguró.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ