Un ex precandidato a intendente de Mercedes
“Nunca puse un centavo”
Imagen: El Nuevo Cronista

"Me enteré en La Plata, cuando fui a una audiencia en el Ministerio de Trabajo por la fábrica de la que fui despedido." Hugo Valenzuela, ex precandidato a intendente de Mercedes por Cambiemos, no sólo está en la calle desde fines de mayo pasado por el cierre de la empresa textil Karavell, sino que ahora se presentará ante la Justicia para "limpiar el nombre", ya que figura como aportante de 32 mil pesos a la campaña de la alianza gobernante en 2015, cuando cobraba un salario mínimo. 

Valenzuela fue precandidato a intendente por el partido Mercedes Independiente Comunal (MIC), que participó en la interna de Cambiemos en Mercedes junto a los candidatos del PRO, UCR y FE. La interna la ganaría el candidato radical Lucas Fal, quien luego sería superado en octubre por el candidato del Frente para la Victoria, Juan Ignacio Ustarroz. "En la lista de aportantes estamos todos los que formamos parte de la lista del MIC y los que formaron la lista del PRO. Nos parece raro porque no figura ni la UCR ni FE", detalló el ex precandidato ampliando la lista de aportantes fantasma.  

En el caso de Valenzuela, las rendiciones de los gastos de campaña presentadas por Cambiemos indican que él aportó 32 mil pesos, "cuando nunca puse un centavo", sentenció en diálogo con Radio 10. "Puedo mostrar mi recibo de sueldo de 2015, cuando por quincena ganaba 1673,24 pesos y en esa época el Gobierno nos daba el famoso 'Repro'", denunció el militante del MIC. 

El ex precandidato aseguró que se presentará en los tribunales para sumar su caso a los ya 1600 que son investigados en la Justicia federal, en la bonaerense y en el fuero electoral. "Voy a presentarme en la Justicia federal para limpiar mi nombre. Lo que están haciendo realmente está mal. Somos gente que trabajamos y queremos ver un cambio en el país, no queremos estos tipos de corrupción, y las personas estas siguen haciendo desastres”, apuntó Valenzuela contra sus ex aliados. 

El MIC se abrió de la alianza con Cambiemos para las legislativas de 2017, en las que Valenzuela volvió a presentarse al frente de la lista de concejales, y entonces aún mantenía una mirada positiva sobre la gobernadora como "una buena líder, una mujer fuerte y me gusta en su forma de ser", había dicho en una entrevista al medio local El Nuevo Cronista. 

Siete meses después de las elecciones legislativas —que fueron el puntapié de la investigación de aportantes falsos publicada hace un mes por El Destape—, Valenzuela sufrió en carne propia la política económica de Cambiemos. La empresa textil Karavell cerró sus puertas a fines de mayo y dejó en la calle a 65 familias, entre ellas, la del ex aliado macrista. "Nos despidió y hasta el día de la fecha no nos pagó la indemnización ni los sueldos caídos", denunció Valenzuela, quien trabajaba en esa firma desde 1998. Días atrás, en una de las audiencias en La Plata para reclamar por los despidos y el pago de lo adeudado, se enteró que figuraba como aportante de 32 mil pesos a la campaña de Cambiemos, que llegó a la Casa Rosada y generó las condiciones para el cierre de la fábrica.

Valenzuela (derecha) durante la campaña electoral 2015

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ