El encuentro de Mauricio Macri y Christine Lagarde en Olivos
Una cena para hablar del ajuste
La titular del Fondo Monetario Internacional inició sus actividades en Buenos Aires, donde organizaciones sociales, sindicales y políticas realizaron distintas protestas para rechazar el acuerdo entre la Argentina y ese organismo. Antes del reunirse con el Presidente Lagarde estuvo con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el titular del Banco Central, Luis Caputo.
Lagarde con Caputo, en su primera actividad oficial.Lagarde con Caputo, en su primera actividad oficial.Lagarde con Caputo, en su primera actividad oficial.Lagarde con Caputo, en su primera actividad oficial.Lagarde con Caputo, en su primera actividad oficial.
Lagarde con Caputo, en su primera actividad oficial. 
Imagen: Noticias Argentinas

Christine Lagarde empezó a desarrollar las actividades previstas para su visita a la Ciudad de Buenos Aires, que después del mediodía fue escenario de diversas protestas de organizaciones sociales, sindicales y políticas en contra del acuerdo entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional y de su presencia en el país. Antes de su cena con Mauricio Macri en Olivos, la titular del  organismo se reunió con el presidente del Banco Central,Luis Caputo, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El objetivo de los encuentros de la directora gerente del FMI con Caputo y Dujovne fue ponerse al tanto de los planes de la administración macrista para bajar el déficit fiscal, frenar la suba del dólar y comenzar a reducir los vencimientos de las Lebac, como parte del programa que asumió el gobierno para un crédito Stand-by del organismo internacional por 50 mil millones de dólares. De momento, ya se desembolsaron 15 mil millones.

La propia Lagarde se encargó de difundir su encuentro con Caputo a través de Twitter. "Ha sido un placer reunirme hoy con el presidente del Banco Central, Luis Caputo. Espero con interés seguir dialogando con el BCRA bajo su liderazgo", afirmó en su cuenta personal la mandamás del Fondo. El encuentro tuvo lugar en el Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad de Buenos Aires, donde tendrá lugar la cumbre económica del G20.

Para agosto está previsto que el FMI instale en Buenos Aires una delegación, con personal técnico y administrativo, encargada de monitorear el cumplimiento de las metas fiscales y económicas que acordó el gobierno de Macri. Un mes más tarde vendrá la una misión oficial del organismo para la primera revisión oficial del acuerdo, por el cual el Gobierno se comprometió a bajar el déficit al 1,3 por ciento el año próximo.

Lagarde arribó para el encuentro de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20. Junto a ella llegaron el número dos del FMI, David Lipton; el responsable para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner; y el italiano Roberto Cardarelli, a cargo del monitoreo de la Argentina.  En la cena de esta noche, junto a Macri, están invitados también Caputo, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Su llegada generó el rechazo de sindicatos y movimientos sociales, que hoy marcharon en contra del acuerdo. Incluso, se le hizo llegar una carta de rechazo al entendimiento con el FMI, firmada por la CGT, la CTA, organizaciones sociales y dirigentes de distintas organizaciones. La carta fue leída frente al Banco Central, tras la movilización de este mediodía en la 9 de Julio.

Otras figuras que llegaron para el encuentro de este fin de semana y que se verán con Macri son el secretario del Tesoro norteamericano, Steve Mnuchin; el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire; el titular de Hacienda de Chile, Felipe Larraín; y el presidente del BID, Luis Moreno.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ