La firma de un dictamen sobre la legalización del aborto
Pichetto va por los cambios
Imagen: Télam

El senador Miguel Ángel Pichetto adelantó esta noche que los legisladores a favor de la legalización del aborto firmarán mañana un dictamen "con modificaciones que son razonables y que no alteran el espíritu del proyecto" de Interrupción Voluntario del Embarazo, que obtuvo media sanción en Diputados. Pichetto lo confirmó en una rueda de prensa en el Congreso, tras el cierre de las audiencias públicas desarrolladas en el plenario de las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales, que mañana se volverá a reunir desde las 14 para definir el dictamen. 

Pichetto señaló que lo que se busca con la firma de un dictamen con modificaciones al proyecto sancionado en Diputados es mostrar "flexibilidad" frente a las posiciones cerradas de los senadores que se manifestaron abiertamente en contra de ampliar los derechos de las mujeres. El jefe del bloque Argentina Federal indicó que "el escenario es de paridad", pero confió en "ganar la votación".

Por eso, el senador insistió en la decisión de avanzar con un dictamen con modificaciones, que le fue comunicado al grupo de diputadas que impulsó la ley en la Cámara baja y a representantes de las organizaciones feministas que exigen la legalización del aborto, para evitar "lo peor, que la ley salga rechazada".  "Esperamos sumar la mayor cantidad de voluntades para que la ley vuelva a Diputados", resumió Pichetto. 

Las modificaciones incorporadas —sobre la base del proyecto propuesto por los legisladores cordobeses Laura Rodríguez Machado, Ernesto Martínez y Carlos Caserio— serán cuatro: la reducción de 14 a 12 semanas del límite temporal para practicar un aborto, incorporar la figura de objeción de conciencia institucional, eliminar las penas para médicos que se nieguen a realizar la práctica y una única en favor del reclamo de los movimiento feministas:  habilitar la producción pública de misoprostol.

Durante la última jornada de audiencias públicas realizadas en el Senado esta tarde, tres senadores que permanecían entre los indecisos adelantaron sus votos en contra de la legalización del aborto, lo que inclinó la balanza para los sectores antiabortistas. La senadora por Santa Cruza María Belén Tapia (UCR) y su para de Catamarca Inés Blas (PJ), junto al chaqueño Ángel Rozas (UCR) fueron quienes adelantaron el "no" al reclamo del movimiento feminista.

De esa manera, los senadores que anticiparon su voto negativo suman 35, a uno solo de la mayoría. Por el contrario, mañana se espera que el dictamen de mayoría sea el propuesto por quienes impulsan la legalización del aborto, aunque con modificaciones respecto del proyecto votado el 14 de junio. La aprobación del proyecto con las modificaciones incorporadas provocará que vuelva en revisión a Diputados. 

Por eso, Pichetto adelantó la decisión en una reunión con parte del grupo de diputadas que impulsaron la aprobación en la Cámara baja. Victoria Donda (Libres del Sur), Karina Banfi (UCR), Mónica Macha (Frente para la Victoria-PJ), Araceli Ferreyra (Movimiento Evita) y Cecilia Moreau (Frente Renovador) fueron las legisladoras que se encontraron que el jefe del bloque del PJ junto a integrantes de las organizaciones impulsoras de la ampliación de derechos. 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ