Los maestros recordaron a Sandra Calamano y Rubén Rodríguez
Marcha por los dos muertos en la escuela de Moreno
Imagen: @LaFEB

El Frente de Unidad Docente Bonaerense realizó una marcha de silencio desde el Congreso hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires para volver a reclamar por las muertes de la docente Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez, quienes fallecieron el jueves pasado tras una explosión en la escuela 49 de Moreno. "Esta es una tragedia que se podría haber evitado. Exigimos justicia para que estas muertes no queden impunes", sentenció la titular de la FEB, Mirta Petrocini. Por su parte, el titular de Suteba, Roberto Baradel, sostuvo que era "un compromiso ineludible" estar presente en la movilización por los dos trabajadores de la educación. 

"Vidal estaba al tanto de las carencias de la escuela y sólo salió a hablar una semana después para desligarse de su responsabilidad", denunció Baradel a la gobernadora bonaerense, a quien más temprano le había exigido que asuma la "responsabilidad" de convocar a los gremios para resolver "la grave deficiencia de infraestructura que tienen las escuelas". "Las escuelas y la comunidad educativa no pueden esperar", sentenció Baradel. 

En la movilización, cientos de docentes y estudiantes marcharon por la avenida Callao portando una bandera argentina cruzada por una banda negra de luto y acompañaron el recorrido con velas en sus manos. Las fotos de Sandra y Rubén se replicaron por cientos en las manos de los manifestantes. Frente a la Casa de la Provincia se realizó el acto de repudio a la gestión de Vidal, quien tampoco a convocado a los maestros a la mesa de negociación salarial, a 10 días de haber dictado la conciliación obligatoria en ese conflicto. 

En paralelo, a la marcha realizada en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, el acto en memoria de la vicedirectora y el auxiliar de la escuela de Moreno se replicó en otras localidades de la provincia. Además, esta mañana, también se produjeron acciones de protesta por parte de familias de distintos centros educativos bonaerenses. "No alcanzaron nuestros reclamos. No nos escucharon", lamentó esta tarde noche Petrocini. 

En la capital de la provincia las comunidades de tres escuelas y un jardín se manifestaron esta mañana contra las condiciones edilicias de los establecimientos a los que acuden sus hijos. “Ayer cortaron el gas. También la energía eléctrica en algunas secciones, ya que a causa de las filtraciones de agua que se producen cada vez que llueve, no hay seguridad", denunció una madre de la Escuela Técnica Nº 3, ubicada en las calles 63 y 139 de la localidad de Los Hornos, donde se realizó un abrazo simbólico, según consignó El Día.  “Vidal, Garro, este jardín también puede explotar”, advirtió la comunidad educativa del Jardín  Nº 989, a donde asisten más de 300 niños y niñas, y que fue inaugurado este año. 

Más temprano, Baradel también había denunciado la clausura del Centro de Formación Laboral N°1 de Cármen Patagones, que dejó a 47 chicos sin clases. El titular de Suteba denunció que mientras la escuela cerraba sus puertas, la gobernadora visitaba la localidad del sur bonaerense. 

Esta mañana, la gobernadora publicó una carta en la que volvió a minimizar la responsabilidad de su gestión en la explosión ocurrida en Moreno y manifestó su “impotencia y enojo” sin reconocer las advertencias y denuncias desoídas sobre los problemas que existían en el distrito, cuyo Consejo Escolar estaba intervenido por orden del director general de Cultura y Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny.   

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ