El intendente Arroyo suspendió fiestas en Mar de Plata
Sin sonido electrónico por decreto
 
La prohibición es para “preservar la salud de las personas”.La prohibición es para “preservar la salud de las personas”.La prohibición es para “preservar la salud de las personas”.La prohibición es para “preservar la salud de las personas”.
La prohibición es para “preservar la salud de las personas”. 

El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, firmó ayer por la tarde un decreto para suspender todas las fiestas de música electrónica en la ciudad, informaron tres funcionarios de su gabinete. Distintas fuentes oficiales adelantaron a medios marplatenses que Arroyo haría hoy la comunicación oficial de la novedad a empresarios de distintos eventos que ya estaban en producción para la temporada; la decisión de Arroyo afectará a quince fechas programadas, para muchas de las cuales ya habían comenzado a venderse entradas. El secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, detalló que la decisión del municipio “se basa en preservar la salud de personas en un ámbito donde se produce consumo de drogas y alcohol”. En tanto, en Rosario, la Justicia federal prohibió la salida del país a los organizadores de la fiesta electrónica del boliche “Punta Stage”, de Arroyo Seco, en la que murieron dos jóvenes. Además, el ministerio de Seguridad santafesino confirmó que mientras transcurría esa fiesta, en el exterior del boliche había tres policías adicionales.

El decreto de Arroyo prohibió la realización de fiestas electrónicas en el partido de General Pueyrredon. El secretario de Gobierno Vicente explicó a medios marplatenses que “el sábado pasado se registraron 58 detenciones de personas con drogas y cuatro fueron hospitalizadas en una fiesta de playas del sur”. “Además, se han desarticulado al menos 60 fiestas clandestinas en los últimos 50 días y se recién más de 100 denuncias a la línea de Whatsapp”, añadió el funcionario.

En tanto, en Santa Fe, el juez federal 3 de Rosario, Carlos Vera Barros, avaló el pedido del fiscal Mario Gambacorta y prohibió la salida del país de los empresarios Alan David Van Broock y Gino Piazzese,titulares de Art Live Producciones. La firma organizó la fiesta de “Punta Stage” luego de la cual murieron Giuliana Maldovan, de 20 años, y Lucas Liveratore, de 34.