Un film mudo restaurado

El camino hacia la noche (Der Gang in die Nacht, 1921), uno de los films menos vistos del alemán Friedrich Wilhelm Murnau —el director de Nosferatu, La última carcajada y Amanecer, trágicamente fallecido a la edad de 42 años—, fue recientemente restaurado por el Filmmuseum München. El resultado es una copia primorosa que le hace todos los honores a los contrastes expresivos de la fotografía original. La historia es simple: un reconocido oftalmólogo abandona a su prometida por una bailarina de la cual se enamora perdidamente, sólo para ser abandonado, a su vez, por ella cuando ésta comience a relacionarse con uno de sus pacientes, un artista que ha recuperado la vista. Conrad Veidt, quien venía de interpretar al sonámbulo Cesare en El gabinete del Dr. Caligari, interpreta aquí a “El pintor” con idéntica pasión desbordada: las convulsiones de sus manos y rostro al recuperarla vista, replicadas en las sombras sobre la pared, merecen figurar en cualquier antología del cine expresionista que se precie de serlo. Murnau siempre fue un romántico y aquí los roces del melodrama exacerbado con el barroquismo de la dirección actoral alcanza cotas pocas veces superadas.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ