Argentina en el Índice de Desarrollo Humano de 2017
Una mejora antes de la crisis

La Argentina se ubicó el año pasado en el puesto 47 de 189 países según el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas. La comparación frente a 2016 arroja una leve suba, de 0,822 a 0,825 (siendo 1 el valor máximo). En los primeros tres puestos del ranking están ubicados Noruega, Suiza y Australia. Estados Unidos está en el puesto 13 y Chile, el país de América latina con mejor ubicación, en el 44. Uruguay ubica el puesto 55, Cuba el 73, Brasil el 79 y China está en el puesto 86.

Naciones Unidas explica que “el IDH es una medida de la evaluación de progreso a largo plazo en tres dimensiones del desarrollo humano: una vida larga y saludable, acceso a educación, y un nivel de vida digno”. El indicador de una vida larga y saludable se mide por la esperanza de vida, mientras que el acceso al conocimiento se mide a través de la media de años de escolaridad para la población adulta y los años esperados de escolarización para los niños en edad de ingreso escolar. En tanto, el nivel de vida se mide por el PBI per cápita expresado en dólares.

El valor del IDH de Argentina para el 2017 es 0,825, lo cual posiciona al país dentro de la categoría de “muy alto desarrollo humano”. Entre 1990 y 2017, el valor de IDH de Argentina aumentó de 0,704 a 0,825. El IDH mide que la expectativa de vida en el país es actualmente de 76,7 años, mientras que en Suiza, que es líder en esta materia, es de 83,5 años. Los años promedio de escolaridad en la Argentina se ubican en 9,9 años, mientras que en Suiza, de 13,4 años. Desde 2012, la Argentina cayó dos puestos en el ranking de desarrollo humano aunque sigue por encima del promedio de América latina. En cambio, Uruguay subió un puesto y Brasil avanzó siete casilleros. Uno de los movimientos más sorprendentes lo protagonizó Irlanda, que avanzó 13 puestos hasta el cuarto lugar. La publicación también computa un ajuste según el grado de desigualdad. Si bien el IDH de Argentina para 2017 es 0,825, cuando éste valor se ajusta por desigualdad, el número cae a 0,707. La pérdida promedio debido a la desigualdad en América Latina y el Caribe es de 21,8 por ciento.

El Índice de Desigualdad de Género (IDG) refleja desigualdades basadas en el género en tres dimensiones: salud reproductiva, empoderamiento y actividad económica. “Argentina tiene un valor de IDG de 0,358, ocupando el puesto 81 de 160 países. En Argentina, el 38,9 por ciento de las bancas en el Congreso están ocupadas por mujeres, y el 65,9 por ciento de las mujeres adultas han alcanzado un nivel secundario o superior de educación en comparación con el 62,8 por ciento de los hombres. No obstante, cada 100.000 nacimientos, 52 mujeres fallecen por causas vinculadas al embarazo, por debajo del promedio regional (67), pero presenta muy por encima de los países con alto desarrollo humano (15 años)”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ