Los jugadores la cuestionan
La Copa no se toca

El suizo Roger Federer (foto), número 2 del mundo, y el serbio y número tres mundial Novak Djokovic expresaron el poco entusiasmo que les genera la nueva Copa Davis, cuyo formato ha sido modificado. La Copa, adquirida por el grupo Kosmos presidido por Gerard Piqué, se jugará desde ahora en una semana (18 naciones), con la primera edición en Madrid. Djokovic juzgó la competición mal colocada en el calendario, demasiado próxima en fechas a la World Team Cup. El serbio no sabe si la jugará. “Depende. No estoy seguro por ahora”, anunció tras clasificarse para los cuartos de final del Masters 1000 de Shanghai.

“Tengo la sensación de que la fecha de la Copa Davis es mala, sobre todo para los mejores jugadores”, explicó Djokovic como eco de las declaraciones de Alexander Zverev, que anunció claramente que no la disputará.

“En noviembre ya no quiero jugar al tenis”, declaró el jugador alemán. “Organizar un torneo de diez días a finales del mes de noviembre, es una locura. A final de año estamos todos extenuados. Pienso que los otros jugadores de alto nivel dirán lo mismo”, explicó.

Por su parte, Federer destacó: “Dudo mucho que la juegue. Veremos lo que pasa. No creo que (la nueva Davis) haya sido diseñada para mí. Fue diseñada para la próxima generación de jugadores”. Desde la adopción de esta reforma aprobada en agosto, la reacción  de los principales jugadores del circuito no ha sido positiva.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ