Oliveto insistió con el juicio político a Garavano
Una amenaza de Carrió que sigue en pie

Por tercera vez en la semana, la Coalición Cívica-ARI amenazó con el pedido de juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano. Esta vez fue en la voz de la diputada Paula Oliveto, quien aseguró que el planteo "se va a presentar en los próximos días”, aunque no sin aclarar que ello dependerá de una reunión de cúpula. “Será una vez que se hable y se resuelvan algunas cuestiones que tienen que hablar los líderes del espacio", afirmó.

"No somos verticalistas como era el kirchnerismo que todo lo que hacían Néstor y Cristina Kirchner estaba bien. La gente no votó ´los trapitos se lavan en casa´, sino un cambio cultural", atizó la diputada para sumarse a la demanda de la líder de ese espacio, Elisa Carrió, quien hace días desafió al presidente Mauricio Macri al sostener que se iba "a amigar" con él "cuando me lo saque a Garavano".

Oliveto enumeró cuáles son algunas de las "diferencias sobre la gestión” del ministro de Justicia: "La aceptación de la renuncia de (Norberto) Oyarbide, el trabajo que hace el representante del Ministerio de Justicia en el Consejo de la Magistratura, el tratamiento de la causa AMIA y lo que tiene que ver con su posición en determinados juicios donde el Estado es parte".

Además, para justificar el proceso que pretende sentar en el banquillo al ministro, la legisladora nacional explicó que “el juicio político está redactado conforme a las leyes que establecen cómo se tiene que formular, está suscripto por los diputados del bloque”. “Se va a presentar en los próximos días, una vez que se hable y se resuelvan algunas cuestiones que tienen que hablar los líderes del espacio", agregó en diálogo con Radio Mitre.

Además, remarcó que "en la República hay control de poderes y no tendría que asombrar que desde el Legislativo se pueda controlar al resto de los poderes del Estado". Por lo tanto, “no tendría que asombrar que desde el Poder Legislativo se pueda controlar al resto de los poderes”.

La escalada de advertencias de la Coalición Cívica contra Garavano tomó velocidad luego de que el funcionario dijera que "a ningún país le hace bien que un ex presidente vaya preso". Carrió interpretó que esa declaración era una sugerencia para que la Justicia frente los procesos contra la ex presidenta, la senadora Cristina Kirchner, y una vez más hizo crujir a la alianza Cambiemos.

Para matizar, Oliveto aclaró que "nadie va a juzgar a Garavano por su opinión” porque, en su opinión, “las opiniones no son causales de juicio político".

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ