Oficial de Inteligencia Antonio Cunha Ferré
Un represor acá nomás
Está siendo juzgado por los delitos de privación ilegal de la libertad y aplicación de torturas en el centro cladestino “Sheraton”, donde estuvo secuestrado Oesterheld.
Desde 2017 Cunha Ferré cumple arresto domiciliario en su casa.Desde 2017 Cunha Ferré cumple arresto domiciliario en su casa.Desde 2017 Cunha Ferré cumple arresto domiciliario en su casa.Desde 2017 Cunha Ferré cumple arresto domiciliario en su casa.Desde 2017 Cunha Ferré cumple arresto domiciliario en su casa.
Desde 2017 Cunha Ferré cumple arresto domiciliario en su casa. 

El oficial de Inteligencia del Ejército Manuel Antonio Luis Cunha Ferré está siendo juzgado desde el 13 de noviembre de 2017, junto a otros cinco represores –tres militares y dos policías–, por los delitos de privación ilegal de la libertad y aplicación de torturas de personas que estuvieron cautivas en el centro clandestino de detención y tormentos llamado “Sheraton”, que funcionó en la Subcomisaría de Villa Insuperable, partido de La Matanza. Entre las víctimas de la causa se encuentra Oesterheld y el sociólogo y escritor Roberto Eugenio Carri. Ambos intelectuales se habían integrado en los años 70 al movimiento peronista Montoneros.

A principios de noviembre de 2017, unos diez días antes de que comience el juicio oral y público en su contra, Cunha Ferré obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria y se fue a su casa, que Juane Basso -periodista de El Eslabón y militante de HIJOS- logró ubicar en la calle San Lorenzo 1847 de Rosario.

El proceso por los crímenes de lesa humanidad perpetrados en el “Sheraton”, es un desprendimiento de la megacausa “Primer Cuerpo de Ejército”, en la cual se investigan múltiples violaciones a los derechos humanos cometidos durante el terrorismo de Estado.

El magistrado interviniente, Daniel Rafecas, consideró el 16 de junio de 2015 que se daba por clausurada la etapa de instrucción y dispuso la elevación a juicio oral y público del expediente, caratulado “Cunha Ferré, Manuel Antonio Luis y otros s/privación ilegal de la libertad agravada (art. 142, inc. 1°)”.

En su resolución, confirmada por Cámara Federal, el juez Rafecas tuvo “acreditada la existencia de mérito para enjuiciar al general de Brigada Héctor Humberto Gamen; a los coroneles del Ejército Rodolfo Enrique Godoy, Manuel Antonio Luis Cunha Ferre, Roberto Obdulio Godoy y a los Comisarios de Policía de la provincia, Leopoldo Luis Baume y Juan Alfredo Battafarano”.

El ex Coronel del Ejército Juan Manuel Costa, también había sido procesado por el juez, pero falleció mientras la Cámara Federal revisaba el procesamiento dictado en su respecto.

Además, el juez tuvo por acreditado que el centro de detención y tortura Sheraton funcionó en la Subcomisaría de Villa Insuperable, entre octubre de 1976 y octubre de 1978, bajo el mando del Grupo de Artillería 1 de Ciudadela liderado por el ya fallecido Coronel Antonino Fichera, y por los Segundos Jefes de la unidad militar y Jefes de la Plana Mayor Juan Manuel Costa y Rodolfo Enrique Godoy, el Oficial de Inteligencia Cunha Ferré y el Oficial de Operaciones Roberto Obdulio Godoy. A la vez que atribuyó los mismos hechos a Héctor Gamen, Segundo Jefe y jefe de Plana Mayor de la Brigada Décima de Infantería.

La dependencia policial en la cual el personal militar alojaba a los detenidos se encontraba entonces a cargo del Subcomisario Baume y posteriormente, a cargo del Subcomisario Battafarano, constató el juez.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ