Un club de polo estaba colgado de la electricidad
Caballos con luz, pero sin pagar

La distribuidora Edenor detectó en un club de polo de la localidad bonaerense de General Rodríguez conexiones clandestinas que permitían el suministro de electricidad en la iluminación pública, las caballerizas y las bombas de riego para el mantenimiento de los campos.

La compañía informó que las irregularidades se detectaron en el club Centauros, ubicado en ese partido del oeste bonaerense, y por esas maniobras se iniciaron acciones administrativas, civiles y penales para el recupero de la energía robada.

La empresa indicó que durante un operativo habitual de detección de robo de energía, un grupo especializado de Edenor comprobó una serie de irregularidades y conexiones clandestinas que alimentaban dependencias del Club. En el operativo, del que participaron también directivos de la administración del Club, se detectaron conexiones directas, clandestinas, desde el transformador de Edenor al interior del predio.

Asimismo, se detectaron conexiones directas en la iluminación pública del Club, como también en bombas de riego para el mantenimiento de los campos.

Durante el operativo se comprobó además que las caballerizas del predio contaban con aire acondicionado en directo para los equinos y con subdivisión de consumos con medidores de Edenor robados y otros comprados en comercios de electricidad, con posible comercialización de la energía a usuarios de estas dependencias.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ