Medios y comunicación
Más pantalla, menos fuentes
Lorena Retegui presenta un reciente informe de la Defensoría de Servicios de Comunicación Audiovisual acerca de la información sobre noticias policiales, a partir del monitoreo de noticieros de televisión de aire emitidos desde Buenos Aires en el período 2013-2017.

Las noticias sobre delito son un tópico omnipresente en los noticieros de TV en Argentina ¿Pero cuánto y cómo aparecen en pantalla? Un informe de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual muestra un panorama poco alentador respecto a este tipo de discurso informativo: hay más noticias y más minutos dedicados a policiales e inseguridad (y en su vínculo con política), pero cada vez hay menos presencia de fuentes informativas. 

La Defensoría dio a conocer los resultados de un detallado monitoreo de noticieros comparativo, en el período 2013-2017, en canales de aire con asiento en Ciudad de Buenos Aires (Canal 13, TV Pública, Telefe, América y Canal 9). El estudio analizó más de 78 mil noticias que ocuparon más de 2800 horas de noticiero y fue presentado ante docentes universitarios e investigadores en comunicación y medios. 

Del informe se desprende que se emiten cada vez más noticias (un 47% más que hace cinco años) sin que se haya modificado el promedio de duración de los noticieros. Es decir, las noticias fueron casi un tercio más breves en 2017 respecto a 2013, con mínimas diferencias entre los canales, lo que lleva a analizarlo como una característica del sistema mediático. Ahora bien, en lo que concierne a hechos estrictamente policiales, en 2017 hubo un crecimiento respecto al año anterior y se alcanzó los 24,4 puntos porcentuales en tiempo emitido, contra los 17,6 puntos de 2016. Fue, además, el mayor porcentaje de los cinco años de estudio. 

Ese escenario es más notorio en la conjunción Política-Policiales, a partir de los casos etiquetados como “corrupción”: allí el tiempo dedicado por los noticieros trepó hasta el 39,4%. Si en años anteriores a 2016 los acontecimientos que predominaban en la pantalla eran los delitos contra la propiedad privada y la integridad física de las personas, a partir de entonces hubo un salto inédito a los casos señalados como “corrupción”, con amplias coberturas sobre actores políticos vinculados al gobierno anterior, lo cual marca, en cierta forma, una “policialización de la política”, al mismo tiempo que “su degradación por el escaso desarrollo de su vínculo con otros campos de la vida social”.

Por otro lado, en 2017 el 44,8% del total de noticias (5.469) que tematizó sobre Policiales e Inseguridad no presentó ninguna fuente de información, cifra que sube hasta el 76,9% si se suman las notas que tienen una sola fuente. Esto es de relevancia porque las fuentes son un factor clave respecto a la calidad de la información producida por un medio y como forma de legitimar aquello que construyen como noticiable.

La TV Pública fue el canal con peor indicador respecto al origen de la información del tópico Policiales durante 2017: un 57,8% sin ninguna fuente y un 29,7% con una sola. En segundo lugar quedó Canal 13 que alcanzó un 45,8% con cero fuentes y un 31,2% con una única versión de los hechos. 

Respecto al nivel de fuentes mencionadas en noticias del tópico Política, en 2017, el podio se invierte: el peor registro lo tuvo Canal 13 con un 52,8% de notas con ausencia de fuentes, mientras que TV Pública alcanzó un 50,4%. La tendencia en el promedio de los cinco canales –y a lo largo de todo el período de estudio (2013-2017)– es a la disminución, cada vez más marcada, de noticias con más de una fuente, tanto del tópico Policiales como Política. Para el desglose completo (canal por canal y año por año) se puede ver y descargar el estudio desde la página de la Defensoría: http://defensadelpublico.gob.ar/ <%22>

Respecto al tipo de fuentes que sí fueron mencionadas, durante el balance de los cinco años predominaron las fuentes privadas (personas de a pie, víctimas, familiares de víctimas) y públicas (agencias de seguridad oficiales), pero hubo una notable ausencia de organizaciones de la sociedad civil. “En los casos de violencia institucional, las fuentes que sí están presentes en el noticiero son aquellas que las organizaciones de derechos humanos ponen en cuestión como agentes de gatillo fácil o justicia por mano propia”, señala el monitoreo. También es preocupante que una de cada dos noticias referidas a niñez y adolescencia se encuadre en noticias de Policiales e Inseguridad.  

Estos son sólo algunos datos de un informe de 62 páginas, con validez conceptual y metodológica, pero fundamentalmente con implicancias políticas y sociales. Un estudio que requirió de muchas horas de monitoreo y de análisis cuantitativo y cualitativo de sus integrantes. Todo a pulmón, como se dice, en un organismo que desde hace dos años se encuentra acéfalo por decisión del Gobierno y recientemente intervenido de modo tan intempestivo como poco transparente.

* Conicet-Universidad Nacional de Quilmes

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ