Una nueva caída en la asistencia al teatro
Bolsillos de telones caídos
Las cifras dadas a conocer por la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales dan cuenta de una baja de espectadores del 7 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, y un descenso del 23 por ciento en las recaudaciones.

Se conocieron los números que registró la actividad teatral comercial en octubre y, sin sorpresas, los datos reafirmaron la tendencia en baja respecto de los últimos años. Según detalló a Página/12 Sebastián Blutrach, presidente de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET), la caída de espectadores fue de un 7 por ciento respecto al mismo mes del año pasado y la de la recaudación fue de un 23 por ciento, teniendo en cuenta un inflación interanual del 40 por ciento. El precio promedio de la entrada, por su parte, no pude acompañar la inflación, con un aumento del 26 por ciento. Las cifras desnudan la dificultad de los espectadores de destinar parte de sus ingresos en actividades de ocio, el aumento en los costos de las salas y complejos teatrales y la falta de política para fomentar la actividad.

Los datos no son tan malos como los de septiembre --el peor mes para la actividad en lo que va del año--, pero aún así preocupan si se tiene en cuenta que durante octubre se llevó a cabo una nueva edición de “Vení al teatro”, la iniciativa anual de AADET para incentivar la salida al teatro con entradas casi 300 pesos más baratas que de costumbre. “Hubo algunas entradas vendidas menos que en las ediciones 2017 y 2016, sobre todo las primeras semanas, que coincidieron con los Juegos Olímpicos de la Juventud, que dificultaron el ingreso a la Ciudad”, detalló Blutrach sobre la campaña que duró cinco semanas, a la que de todos modos definió como exitosa por “poner en agenda al teatro en un mes en el que no lo está”. Según contó, las entradas más pedidas fueron para las obras que ya encabezaban el ranking de espectadores, con algunas variaciones ya que cada espectáculo ofreció una cantidad distinta de promociones.

En función de estos números, el también director del Teatro Picadero vaticinó un verano “muy tranquilo”, con algunos estrenos interesantes en Capital Federal y reestrenos y novedades también en las otras plazas. “Mar del Plata tardó un poco más que de costumbre en armarse pero va a ser bueno, lo mismo que Carlos Paz, aunque esta vez con menos compañías que otros años”, deslizó Blutrach.

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ