¡LO VI EN INSTAGRAM!: FECAL MATTER
¡Shock!
Steven Raj Bhaskaran y Hannah Rose Dalton: lookeadas para matar.

Más de 300 mil seguidores. Maquillaje excesivamente elaborado. De fondo, una cara preocupantemente blanca. Así es la foto de perfil del usuarix @matieresfecales (sí, materia fecal en francés canadiense, directamente), autoproclamadxs “fecal matter” en inglés. La verdad es que esa foto no tiene demasiado que ver con el excremento. Si bien esta pareja que a través de su propuesta estética total –imagen disruptiva, ropa y DJ sets– se emparenta de lleno con looks shockeantes; lo primero que impresiona no es lo escatológico sino un sentimiento de profunda extrañeza. ¿Lo que vemos en las fotos ocupa el mismo espacio de la realidad que nosotros o es efecto del Photoshop? Un poco de cada cosa. Docuficción. Eso hacen en su cuenta la pareja de canadienses queer Steven Raj Bhaskaran y Hannah Rose Dalton. Las referencias visuales al transformista australiano Leigh Bowery y a la banda Marilyn Manson son apenas el punto de partida para un universo post–humano muy propio. Ellxs mismxs se construyen toda su ropa. Marca de fábrica: larguísimos tacos que parecen una extensión del propio cuerpo, se perciben como “hechos de piel”. Otro elemento característico son las marcas en el cuerpo de advertencias industriales, dando la pista de que todo lo que vemos habría sido parte de algún desborde radioactivo. Aros, cabezas rasuradas, tonos de piel artificiales que no denotan maquillaje. Todos estos elementos contrastan con el mundo de todos los días que suele ser el fondo de sus fotos. Un retrato en México los encuentra parados cual estatuas, mientras que de fondo un transeúnte con media panza fuera de la remera los mira con una sorpresa al borde del horror. Mirando las historias destacadas de su último DJ Set / Perfo en Madrid, vemos que hablan de sus propios fans como “víctimas”, a quienes agradecen, con más de un pelo de ironía, su asistencia al evento.

www.instagram.com/matieresfecales

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ