Otras voces

 

  • Agustín Rossi, jefe del bloque de Diputados del FpV-PJ: “Vamos a seguir acompañando la lucha de la familia Maldonado. Es extrañísimo el momento en que se cierra la causa. Si el juez recibía presiones tiene que identificar quién lo presionaba. Exigimos el esclarecimiento de las presiones que denuncia el juez. Ningún país democrático puede bancarse tanta impunidad. El compromiso por la verdad de la muerte de Santiago sigue intacto y ante este suceso se redobla para que se sepa quienes son los responsables.”
     
  • Juan Grabois, referente de la CTEP. “Se vienen semanas de protestas y cierran la causa por el asesinato de Maldonado. Santiago ‘se hundió’, Rafa ‘se enfrentó’, Orellana ‘recibió un puntazo’, Marcos ‘se quiso escapar’, los presos de Echeverría ‘se quemaron’. El mensaje: repriman tranquilos. Impunidad para todos.”
     
  • Myriam Bregman, legisladora porteña del PTS-FIT: “Sin haber realizado las medidas de prueba que viene pidiendo la familia de Santiago Maldonado, cerraron la causa apuraditos como están por dar un mensaje de impunidad a las fuerzas represivas. Justicia cómplice. Toda nuestra solidaridad y acompañamiento a la familia.”
  • Leonardo Grosso, diputado de Red por Argentina: Acaban de cerrar la causa de #SantiagoMaldonado. Femicidas absueltos por jueces misóginos, represiones, muertes y desapariciones encubiertas por lacayos de Bullrich. El Poder Judicial es la vergüenza nacional.
  • Horacio Pietragalla, diputado FpV-PJ. El juez Lleral dijo a Estela, madre de Santiago Maldonado: “La llamo primero a usted para que no se entere por los medios”, “estoy siendo extorsionado”, “todo mi equipo de trabajo y yo estamos siendo apretados para que cierre la causa”. ¿Estas son las garantías constitucionales? 
  • Leandro Santoro, legislador porteño Unidad Ciudadana. Santiago Maldonado estaba siendo reprimido ilegalmente x un batallón de gendarmería, pero se ahogó solo. Alberto Nisman estaba solo, encerrado en un departamento vigilado con cámaras de vídeo y rodeado x personal de seguridad, pero lo mató un comando venezolano-iraní adentro del baño.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ