La titular del FMI respaldo la política de ajuste fiscal del Gobierno
“Celebro el compromiso de Macri”

“Celebro el compromiso de Macri por reforzar la economía argentina y por proteger el gasto social. La firme implementación de su plan es la clave para allanar el camino para un crecimiento fuerte e inclusivo. El FMI continuará apoyando a la Argentina en su esfuerzo”, aseguró ayer a través de Twitter la titular del organismo multilateral, Christine Lagarde, luego de reunirse con el presidente Macri en la Casa Rosada una vez finalizada la cumbre del G-20. El respaldo de Lagarde es clave para Argentina porque el mercado de capitales continúa cerrado y por ahora el único que aporta el dinero necesario para despejar los fantasmas del default es el FMI.

El 22 de junio, cuando ingresaron al Banco Central los primeros 15.000 millones de dólares que desembolsó el organismo internacional, las reservas habían llegado a tocar un máximo de 63.274 millones de dólares. Aquel desembolso no sirvió para generar tranquilidad y Argentina se vio forzada a solicitar una renegociación en tiempo record que amplió el crédito global de 50.000 a 56.300 millones y garantizó un segundo desembolso por 5631 millones de dólares, que se acreditó el martes 30 de octubre. Desde que se desembolsaron los primeros 15.000 millones hasta el día previo a que llegaron los 5631 millones restantes, las reservas cayeron 15.407 millones, casi lo mismo que había prestado el FMI.

Con el segundo desembolso está pasando algo similar. Cuando el FMI aportó los 5631 millones las reservas treparon a 54.042 millones. Sin embargo, el jueves pasado, antes del feriado decretado por el G-20, finalizaron en 51.182 millones. Eso significa que en apenas un mes se esfumaron 2860 millones, el 50 por ciento del tramo del crédito. Pese a ello, el FMI, que a este ritmo va camino a convertirse en prácticamente el único acreedor de la Argentina, considera que “el programa financiero está funcionando”.

Horas antes del encuentro, que se extendió por unos 40 minutos, Lagarde le había destinado otro tuit elogioso a Macri. “Felicitaciones presidente Macri por su muy efectivo liderazgo en el encuentro del G20”. Lagarde también envió un mensaje a los líderes del G20: “Trabajen juntos y decididamente para asegurar el crecimiento inclusivo”, recomendó. 

La funcionaria expresó además que el crecimiento global sigue siendo fuerte, pero al mismo tiempo se está volviendo más desigual y sostuvo que “las presiones en los mercados emergentes han aumentado y las tensiones comerciales han comenzado a tener un impacto negativo”. “Otra cuestión urgente es el nivel excesivo de deuda global: alrededor de 182 billones de dólares según la estimación del FMI”, advirtió.

Lagarde llamó la atención sobre los riesgos financieros que deben ser encarados “utilizando herramientas para abordar los problemas relacionados con los préstamos apalancados, el deterioro de la calidad crediticia y la alta exposición a la moneda extranjera o la deuda de propiedad extranjera”. Por otra parte, recomendó que se use “la flexibilidad del tipo de cambio para mitigar las presiones externas, evitando aranceles y otras políticas que podrían debilitar la confianza del mercado”. También pidió que se eliminen “los obstáculos legales para la participación de las mujeres en la economía” porque, dijo, “esto es clave para abordar la desigualdad alta y persistente, y aumentaría el potencial de crecimiento de todos los países del G-20”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ