NUEVAS MIRADAS | ENTREVISTA A PABLO DOMENICHINI
“El Sistema Universitario necesita planificación estratégica y coordinación”
El flamante Secretario de Políticas Universitarias de la Nación y Secretario General de la UCR de la Provincia de Buenos Aires, Pablo Domenichini, habló con Universidad acerca de los desafíos que asume en su nuevo rol al frente de la gestión universitaria.

A principios de noviembre, el hasta entonces Director de Desarrollo Universitario y Voluntariado, Pablo Domenichini, asumió como Secretario de Políticas Universitarias en reemplazo de Danya Tavela, quien renunció a su cargo por motivos personales.

Nacido en Esteban Echeverría hace 37 años, padre de mellizos y simpatizante de Tristán Suárez, fue presidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA) como militante de la agrupación Franja Morada. Poco antes de ser nombrado como máximo responsable de las políticas universitarias del gobierno de Cambiemos, Domenichini fue electo como Secretario General de la UCR de la provincia de Buenos Aires.

¿Su gestión al frente de la SPU es una continuidad de las anteriores o propone un cambio en la conducción?

Como fui parte de la gestión de los dos secretarios anteriores, comparto la mirada sobre el sistema universitario y las principales líneas de acción que se llevan adelante desde el inicio de la actual administración a nivel nacional. La tarea principal que tendremos por delante es la de profundizar el camino de transformación y consolidación recorrido hasta ahora. El desafío no es menor. La gestión de Danya Tavela al frente de la Secretaría nos dejó la vara muy alta.

Es muy simbólico que sea un representante de la militancia universitaria quien asuma como Secretario en el año del centenario de la Reforma Universitaria. ¿Qué opina al respecto?

- Sí, es una coincidencia, pero está cargada de simbolismo. Soy profundamente “reformista”, vengo de la militancia en Franja Morada y el radicalismo. La Reforma Universitaria fue un hito fundacional de la educación superior en nuestro país y propició el nacimiento del modelo universitario que tenemos hoy en día, que es particular en América Latina y el mundo. Como “reformista” defiendo la universidad laica, pública y gratuita. No tengo dudas de que la transmisión de conocimiento tiene que estar abierta a todo aquel que quiera acceder a él.

- Su gestión al frente de la Secretaría de Políticas Universitarias se inicia tras la reciente aprobación del presupuesto nacional ¿Qué pueden esperar las universidades de ese nuevo presupuesto?

- Este año, como en los tres anteriores, el presupuesto que presentó el Poder Ejecutivo es el necesario para que continuemos con todas las propuestas y los planes de mejora del sistema universitario. Es muy importante aclarar que el presupuesto para 2019 es muy cercano al aspiracional presentado por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que nuclea a todas las universidades públicas del país. Es decir, la brecha entre lo solicitado y lo presupuestado sigue disminuyendo, manteniendo la tendencia que tiene desde el inicio de la gestión del actual gobierno. 

Más allá de la cuestión presupuestaria ¿cómo definiría la situación actual del sistema universitario argentino?

- El sistema universitario argentino ha crecido mucho, sobre todo en los últimos años. Sin embargo, el crecimiento de carreras, de cobertura territorial y hasta de instituciones no ha sido homogéneo ni ha estado planificado, sino que ha respondido a las demandas de cada momento o época. Es un conjunto heterogéneo y muy amplio, integrado por universidades con un enorme potencial y con todas las condiciones para conformar una oferta educativa que cubra las necesidades de nuestro país, ahora y de cara al futuro.

¿Cómo se puede reducir el alto índice de deserción universitaria?

- Es una realidad que los índices de deserción son altos y las causas son diversas. Pueden ser económicas, estar relacionadas con desmotivación por la carrera elegida, por la falta de acompañamiento o apoyo durante el período universitario, etc. Para eso, desde la Secretaría de Políticas Universitarias y desde el Ministerio de Educación impulsamos diferentes programas y planes destinados a acompañar a los estudiantes. Para nosotros es muy importante que puedan ingresar, avanzar y graduarse.

Con el Programa Nexos promovemos la articulación entre la Universidad y el colegio Secundario, tratando de facilitar el proceso de transición entre ellos y la elección de la carrera. A su vez, instauramos el Sistema Nacional de Reconocimiento Académico, firmando con las universidades convenios de reconocimiento de trayectos formativos, lo que permite a los alumnos tener movilidad entre distintas universidades y carreras sin perder los avances que hayan logrado. También se reformuló el Plan Progresar de becas, brindando mayor asistencia económica a los estudiantes para que puedan seguir avanzando en su carrera.

A partir del panorama del sistema universitario que nos comentó ¿cuáles serán las prioridades de su gestión al frente de la Secretaría?

- El sistema universitario necesita planificación estratégica y coordinación para seguir desarrollándose. Tenemos que aprovechar el gran potencial de las universidades para profundizar el camino de transformación que permita adaptar la oferta de educación superior a los nuevos tiempos y a las necesidades de desarrollo de nuestro país. Las universidades desarrollan conocimiento como saber, como técnica y hasta como arte para que la sociedad crezca de modo sustentable e inclusivo. Creemos en una universidad inclusiva, inserta en su entorno social, articulada con el mundo productivo y con la investigación científica. Una universidad en la que cada vez más jóvenes puedan acceder al conocimiento y, a partir de él, insertarse en el mundo del trabajo y la investigación.

Seguiremos profundizando el estudio de las áreas de vacancia en nuestro país. Necesitamos conocer cuáles son las áreas de saber y profesiones que cada región demanda ahora y para los próximos años. Investigando, sistematizando y cruzando los datos del sistema productivo con las proyecciones socio-demográficas y las ofertas educativas estamos construyendo un mapa geo-referenciado que muestre con claridad las necesidades y las posibilidades de cada región argentina.

También iniciamos y seguiremos consolidando el plan de Reconocimiento de Trayectos Formativos (RTF) para que, gracias a los convenios firmados entre las universidades del sistema, los estudiantes puedan migrar de una institución a otra con facilidad, adquiriendo experiencias en diferentes realidades formativas que promuevan profesionales con mayor conocimiento de las realidades diversas del país.

Un tercer elemento prioritario es el de ampliar el universo del ejercicio profesional a los países socios del Mercosur. Recientemente logramos la homologación entre países del acuerdo regional de libre circulación y ejercicio profesional de carreras que estén acreditadas de modo internacional. Este es un logro fundacional e inédito que recientemente nuestro Ministerio firmó con sus pares de la región.

En definitiva, todo lo que hagamos desde la Secretaría de Políticas Universitarias tendrá como objetivo promover y favorecer la planificación estratégica y la coordinación del sistema para consolidar su transformación.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ